Uno de los síntomas que pueden darnos una idea acerca del estado de nuestro equipo es el tiempo que tarda nuestro sistema operativo en arrancar. Bootracer es una herramienta gratuita que hace precisamente eso con el de Microsoft: cronometrar cuánto tarda en arrancar Windows de forma precisa y almacenar el resultado en un listado histórico.

Mejorar el rendimiento de nuestro sistema operativo sin tocar nada del hardware es el Santo Grial del usuario medio. Existen muchos métodos para rasgar unos milisegundos a la hora de arrancar o cerrar Windows realizando determinadas acciones, ya sea evitando que determinados programas o servicios se carguen, eliminando drivers y funcionalidades que no utilizamos o modificando algunos aspectos del registro para acelerar determinadas comprobaciones del sistema.

1 comentario