Android es un sistema operativo que, cada vez más, puede presumir de tener un catálogo de videojuegos envidiable. Los jugadores habituales de Android saben de sobra que en sus terminales pueden disfrutar de todos los géneros habidos y por haber: desde aventuras gráficas como los dos episodios de The Walking Dead hasta juegos de fútbol como FIFA 14, pasando por títulos de rol o acción en primera persona. Por eso a veces nos olvidamos que los más clásicos, esos juegos que llevamos viendo en las pantallas de nuestros ordenadores desde hace más de veinte años como el Buscaminas o el Solitario, también están para Android. Y siguen siendo tan divertidos como entonces.

Si hay un videojuego que ha acompañado a oficinistas y recepcionistas de todo el mundo a lo largo de los años, ese ha sido sin lugar a dudas el Solitario. El motivo: el mítico juego de cartas para un jugador es perfecto por su duración, su sencillo sistema de control (puntero de ratón/dedo), y la facilidad con la que se puede dejar una partida en segundo plano para volver a ella más tarde. Y claro, son estos mismos motivos los que lo convierten en un título igualmente ideal para terminales Android. Es posible que la última generación de jugadores no comprenda dónde está la diversión en un juego que no regala puntos de experiencia y monedas de oro cada vez que levantas una carta, pero más de uno encontrará en Solitario o Solitario Spider su juego de cabecera para los viajes en metro o autobús.

buscaminas solitario

Otro título imperecedero de esta primera generación de videojuegos pre-instalados en todos los ordenadores de sobremesa, es el Buscaminas. El clásico “minesweeper” tiene unas características parecidas a las del ya mencionado Solitario, en el sentido de que resulta muy fácil dejar una partida “para luego”, y que estas tampoco suelen durar demasiado. Pese a ello se trata de un videojuego que siempre se ha prestado mucho a la competición, y si ya en ordenadores compartidos resultaba satisfactorio dejar nuestro mejor tiempo para el asombro de otros jugadores, con las posibilidades que presentan los terminales Android esta satisfacción se multiplica por diez.

Aunque algo más tarde que el Buscaminas y el Solitario, el mítico Pinball también llegó a los ordenadores para quedarse. Y en Android no ha sido diferente. Títulos como Pinball Arcade Free, Pinball Pro o Zen Pinball HD ofrecen varias mesas gratuitas para los aficionados a estas máquinas. Por supuesto ahora hay muchos más efectos de luces y colores, más objetos tridimensionales, más licencias potentes, y más de todo, pero la mecánica principal sigue siendo la misma que en el eterno Space Cadet.

Nunca vino pre-instalado como los anteriores, pero uno de los primeros videojuegos en llegar a ordenadores —probablemente en un disquete— fue otro clásico entre clásicos: el ajedrez. El juego de estrategia por turnos por excelencia se puede disfrutar en terminales Android con todas las comodidades modernas que cabría esperar: diferentes modos de dificultad para la IA, posibilidad de jugar contra otro jugador humano, diferentes tapetes y piezas, tablas de clasifación online, etcétera.

El mundo de los videojuegos seguirá evolucionando año tras año con nuevos lanzamientos, y Android los seguirá recibiendo con los brazos abiertos. Unos juegos se pondrán de moda y otros caerán en desgracia. Algunos se quedarán años entre nosotros y otros se habrán esfumado en cuestión de semanas. Instalaremos y borraremos cientos de juegos de nuestros terminales Android. Haremos todo eso y mucho más, y Buscaminas, Solitario y Pinball seguirán siendo tan divertidos como el primer día que los jugamos.

Sponsored content