Cómo compartir un disco duro en red a través del router

Si bien existen discos duros externos preparados para conectarse directamente a nuestro router a través del cable de red, existen un método que muchos usuarios desconocen para compartir cualquier unidad externa y que sea accesible desde cualquier dispositivo que comparta punto de acceso. Muchos routers incluyen una conexión USB en la parte trasera que, además de utilizarse para realizar tareas de mantenimiento o actualización del firmware, permite conectar una unidad de disco y compartirla fácilmente en red.

¿Para qué sirve una unidad de red?

La ventaja de utilizar nuestro router y no simplemente crear una unidad compartida en cualquier equipo es que no es dependiente de la máquina donde esté conectado, por lo que mientras el router esté funcionando, podremos conectarnos al mismo desde cualquier dispositivo. De hecho, el propio panel web de administración del router suele incluir un apartado específico para configurar recursos compartidos, pudiendo poner a disposición de todos los conectados a nuestra tanto unidades de disco como impresoras. En todo caso, el tutorial expuesto a continuación es genérico e independiente de marcas o proveedores de servicios.

disco-duro-red-5

Los usos que se le pueden dar son incontables. Imaginemos que tenemos otro equipo o un MicroPC al estilo de un Raspberry Pi conectado a la televisión del salón con el reproductor XBMC/Kodi, pero las películas y series que queremos ver las almacenamos en el PC de sobremesa. Para evitar engorros con pendrives, nada mejor que volvar lo que queramos ver a nuestra unidad compartida, por no hablar de la comodida de disponer de una red local con la que compartir documentos sin tener que recurrir servicios en la nube o intermediarios innecesarios de cualquier otro tipo.

LEE TAMBIÉN:  El media center Kodi lanza su versión 16 'Jarvis'

Crear una unidad de red USB paso a paso

  • Con el router encendido y funcionando, conectamos nuestro disco USB al router (y a la corriente eléctrica en caso de necesitarlo).
  • En Windows, nos vamos en el explorador a Mi PC, concretamente a la raíz donde podemos ver todas las unidades conectadas. Buscamos en el menú superior la opción Conectar a unidad de red.

disco-duro-red-1

  • En la ventana que aparece podremos elegir una letra para identificar a la unidad además de la ruta donde se encuentra. Para encontrar esto último, tenemos que averiguar cuál es la IP de nuestro router, siendo la forma más fácil a través de la línea de comandos. Para acceder a ella, debemos escribir CMD o Símbolo del sistema en el espacio Ejecutar (Windows 7) o en el menú de búsqueda inteligente de la interfaz Metro (Windows 8).

disco-duro-red-2

  • Cuando aparezca la lína de comandos, escribimos ipconfig y pulsamos la tecla intro. De entre todos los datos que nos aparecen buscamos el que pone Puerta de enlace determinada y apuntamos la IP en cuestión.

disco-duro-red-32

  • De nuevo nos vamos al campo Ejecutar e introducimos la IP del router que acabamos de encontrar precedida de dos barras inclinadas (Por ejemplo \\192.168.0.1). Al hacerlo y pulsar en Finalizar nos aparecerá una carpeta con el nombre de la unidad conectada al router, que nos servirá para componer la ansiada ruta que debemos introducir. (Por ejemplo \\192.168.0.1\share\USBDisk_1).

disco-duro-red-4

  • Tras todo este procedimiento, si volvemos a Mi PC tendremos nuestra flamante unidad de disco totalmente accesible para nuestros menesteres.

disco-duro-red-6

Consideraciones a tener en cuenta

  • Aunque tengamos un solo puerto USB en el router, nada impide hacernos con un HUB y conectar varias unidades simultáneamente, apilándose con sucesivos identificadores de red y pudiendo fraccionar y delimitar el rango de acceso para cada uno de ellos.
  • En determinadas circunstancias, sobre todo al utilizar pendrives o unidades USB de poco tamaño, el espacio libre y ocupado de la unidad puede visualizarse erróneamente, aunque el contenido de los archivos lo mostrará correctamente.
  • Hay que tener en cuenta que esta unidad sólo será accesible desde un equipo conectado a la red del router en cuestión, por lo que no podremos verla a través de Internet. Si queremos hacerlo fácilmente sin recurrir a procesos de configuración no aptos para manos inexpertas, nada mejor que tirar de TeamViewer o cualquier otro servicio de escritorio remoto.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0