Ya sea para crear desde cero nuestras propias fuentes o editar tipografías ya existentes, BirdFont es una de las mejores herramientas que podemos utilizar para tal propósito. Se trata de un funcional programa gratuito disponible para Windows, Mac y Linux que nos permitirá trabajar con caracteres como si de un editor de imágenes vectoriales se tratase.

La vista principal del programa nos mostrará una cuadrícula con todos los caracteres que componen la fuente en cuestión junto con una imagen previa y la letra o signo al que corresponde cada uno. Pinchando sobre uno de ellos accederemos al editor propiamente dicho, donde dispondremos de una barra de herramientas en la parte derecha de la pantalla con la que dibujar y manipular vectores.

birdfont-screenshot

Como cualquier otra herramienta de vectorización, podremos dibujar curvas de Bézier y manipular los puntos de curvatura a nuestro antojo, del mismo modo que podremos dibujar trazos ‘a mano alzada’ que se suavizan automáticamente. Esto, junto a la posibilidad de trabajar sobre una cuadrícula y pintar figuras geométricas básicas para utilizar como referencia hacen de BirdFont una robusta herramienta apta para todo tipo de usuarios. Incluso podremos poner una imagen rasterizada como capa inferior para utilizarla como referencia, ideal para trasladar fuentes creadas a mano.

La única restricción del programa es que solo podremos asignarle una licencia SIL Open Font License a las fuentes que creemos, por lo que tampoco podremos editar fuentes propietarias a no ser que adquiramos la versión comercial de BirdFont, que puede ser adquirida en la web al precio que queramos a partir de 1 dólar. También desde la web oficial podemos encontrar varios tutoriales y ejemplos.

Sponsored content