El fraude de WhatsApp Spy suscribe a los ‘usuarios’ a un servicio premium de SMS

En los últimos días se ha hablado mucho sobre la seguridad y la privacidad de nuestras redes sociales y servicios debido al espionaje de la NSA en Estados Unidos. Ahora, además, varias informaciones que circulan por la red asustan -o tientan- con WhatsApp Spy, una aplicación con la que “puedes” descargar  las conversaciones de cualquiera de tus amigos con tan sólo introducir su número de teléfono. Este servicio es un fraude y no deberás descargarlo jamás.

whatsapp-spy

Últimamente, es posible que hayas podido leer en tu timeline tuits como este -o muy similares- que aseguran que alguno de tus contactos está espiando conversaciones de WhatsApp a pesar de su incredulidad, seguido de un enlace que te llevará a un blog o a una página para que tú también puedas descargar esa aplicación tan tentadora.

Hay que dejar muy claro que no existe ninguna aplicación capaz de espiar las conversaciones de WhatsApp, ni con WhatsApp Spy ni con su prima hermana WhatsApp Hacking. Las conversaciones de este servicio de mensajería se almacenan en nuestro teléfono, no en los servidores de la compañía, lo que significa que es imposible recuperar los historiales de conversación de nuestros contactos por más que conozcamos su número y nombre de usuario.

De hecho, estas ‘mágicas’ aplicaciones ni siquiera existen, sus enlaces redirigen a distintas páginas de descargas con el objetivo de llegar hasta alguien que muerda el anzuelo y envíe un SMS obligatorio para descargar el programa, con el que en realidad se suscribe automáticamente a un servicio de mensajes premium que puede salir realmente caro. Cada SMS que recibamos tiene un coste aproximado de 1,45€, pero el servicio se encargará de que recibas varios a la semana. La cuenta de Twitter del Cuerpo Nacional de Policía ya ha advertido sobre este asunto.

Una vez “descargado” WhatsApp Spy, si introducimos el número de nuestro -casi hackeado- amigo nos aparecería un archivo con todas las conversaciones, sencillo, rápido y falso. Además, para hacerlo aún más creíble existe un videotutorial en YouTube con más de 700.000 visitas en el que explican todos los pasos de instalación y muestran las falsas conversaciones sustraídas.

LEE TAMBIÉN:  Falsa alarma: tus chats de WhatsApp no pueden ser espiados

Por otro lado, como estos servicios son un fraude y totalmente falsos, no necesitáis instalar ninguna aplicación adicional para protegeros de estos espías.

En resumen, no caigáis en descargar cualquier nueva aplicación que aparezca por la red capaz de espiar los chats de WhatsApp por muy tentativa que os parezca, algunos tuiteros tienen una opinión muy clara al respecto.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS