En Uptodown tenemos montones de herramientas de conversión y recodificación de vídeo; tantas que al final perdemos el rumbo cuando buscamos un programa simple y eficiente para estas tareas. Freemake Video Converter es uno de ellos, capaz de cambiar el formato de nuestros vídeos y audios a un sinfín de formatos y contenedores, con decenas de presets incluidos y una gran velocidad a la hora de recodificar archivos de gran tamaño.

Su interfaz no se anda con florituras. En la parte superior de la ventana elegiremos el formato de entrada de nuestro archivo multimedia a modificar, ya sea directamente un archivo de vídeo o audio, un DVD o una URL. Una vez añadido el contenido a la lista de conversión, podremos seleccionar qué sección de la reproducción queremos convertir a través de su propio reproductor multimedia.

Freemake-Video-screenshot

El tercer paso consiste en elegir una configuración de salida de entre el casi centenar que incluye por defecto, organizados por categorías. Así, podremos convertir a formatos aptos para determinados teléfonos móviles (Samsung, Nokia, BlackBerry, etc), consolas de videojuegos (Playstation 3, PSP, Xbox 360), FLV, contenedores MKV, Flash, HTML5 o Blu-Ray entre muchos otros.

Además, al acceder a cada sección existirá un desplegable desde el que podremos concretar el formato de salida, tanto por resolución como codec. Aún así, si no encontramos un preset que se adapte a nuestras necesidades siempre podremos crear el nuestro propio especificando resolución, codecs de vídeo y audio o número de pasadas de encoding. Por suerte, soporta codificadores modernos, como el estándar H.264, actualmente el que mejores resultados da.

Freemake-Video-screenshot-2

Freemake Video Converter está disponible en 20 idiomas y es completamente gratuito. Su sistema de monetización se basa en la inclusión recomendaciones durante la instalación y la posibilidad de adquirir una versión Pro con algunas características extra. Por todo esto, la herramienta se erige como la mejor elección si queremos reducir el tamaño de una película o adaptar el formato a un dispositivo compatible.

Huelga decir que no se incluye la opción para ripear desde discos Blu-Ray, existiendo para ello opciones como Handbrake. Aún así, hay que tener en cuenta que muchos discos comerciales incluyen una protección anti-copia, por lo que necesitaremos un hardware o software (en la mayoría de los casos de pago) para saltarse dicha protección.

Sponsored content
  • Soipuerta Soy-puerta

    muy buena herramienta esta para nosotros yo la utilizo mucho