El tiempo es un bien preciado que se nos escapa de las manos cuando estamos frente a nuestro PC y pretendemos resultar productivos en nuestro tiempo de trabajo o estudio. Si bien no existen milagros ni recursos mágicos para ello, existen varios métodos para optimizar y aprovechar mejor cada jornada recurriendo a determinadas técnicas, consejos y programas.

Oculta las notificaciones de correo

Estar constantemente revisando nuestraS (en plural) bandejas de entrada puede resultar una lenta agonía si estamos recibiendo notificaciones cada pocos minutos tanto en nuestro smartphone como en el equipo de sobremesa. Salvo que estemos esperando algún correo urgente, una buena solución pasa por silenciar todos los avisos de correo entrante durante un periodo determinado de tiempo.

En el caso de Android, desde la aplicación oficial de Gmail podemos desactivar las notificaciones de una cuenta concreta abriendo el menú desplegable izquierdo y accediendo a Ajustes -> ‘Nombre de cuenta’ -> Notificaciones. Este sistema silenciará todas las notificaciones de recepción de correo, pero si queremos ser algo más selectivos siempre podemos realizar un filtrado por etiquetas desde el apartado Administrar etiquetas. Dado que nuestro lector de correo ‘aprende’ a etiquetar automáticamente a medida que marcamos lo que nos llega, puede resultar un sistema muy efectivo.

checker-plus-screenshot

En el caso de la versión de escritorio, utilizar Chrome junto al plugin Checker Plus es la opción ideal, pudiendo ver en todo momento el número de correos entrantes desde el icono de notificaciones en la parte superior derecha de la ventana del navegador. En el caso de la mencionada extensión, haciendo clic derecho sobre ella es posible silenciar la recepción de correos durante un número de horas determinadas.

Usa un bloqueador de páginas

Fuerza de voluntad, divino tesoro. Con lo fácil que es tener una pestaña abierta con Twitter para echar un vistazo rápido a las tontunas que ponen nuestros amigos y lo mucho que puede afectar a nuestra concentración. A grande smales, grandes remedios, y si tenemos que recurrir a a la técnica de esconder el cable de corriente para que no juguemos a la consola pues se hace.

Cold Turkey es una simple herramienta gratuita para Windows capaz de bloquear el acceso determinadas páginas web durante un tiempo de terminado. Una vez seleccionados los sitios y marcado el  periodo durante el que no queremos que sean accesibles, tras pulsar el botón de aceptar la operación (puede ser la pulsación de ratón más difícil de nuestra vida) estaremos a salvo de suculentas tencaciones como gifs animados de gatitos en Tumblr, miserias y ombliguismos en Facebook y, desde hace poco, acceso a la versión web de WhatsApp.

cold-turkey-screenshot

Utiliza procesadores de texto minimalistas

El síndrome del folio en blanco es un mal endémico del escritor, que por contradictorio que parezca puede evitarse si nos concentramos exclusivamente en dicha hoja y lo que vamos a escribir. Existen muchos procesadores de texto minimalistas pensados para evitar distracciones durante el trabajo, mostrándonos en pantalla tan solo la página y el texto que escribimos. OmmWriter es uno de ellos, que permite incluso aplicar un fondo personalizado o reproducir música relajante de fondo. Igual esto último es ir demasiado lejos.

ommwriter-screenshot

Recurre a técnicas avanzadas para administrar el tiempo

Existen varios sistemas para administrar y aprovechar nuestro tiempo lo máximo posible siguiendo determinadas pausas de temporización de tareas y división de las mismas en bloques. El sistema GTD (Getting Things Done) nos propone dividir nuestras tareas diarias en un proceso secuencial en el que debemos apartar y olvidar cualquier otra tarea diferente a la que estamos realizando en un momento determinado. La herramienta ThinkingRock es un organizador de tareas para organizar nuestro flujo de trabajo a partir de una serie de criterios a nuestra elección.

La distribución de tiempo en lapsos de tiempo con descansos intercalados puede gestionarse siguiendo el método pomodoro, (tomate en italiano en referencia los clásicos relojes de cocina con esta forma), que consiste en dividir nuestra jornada de trabajo en bloques de un tiempo concreto separados por unos minutos de descanso fijos. Siguiendo esta mecánica conseguiremos optimizar y sacár el máximo provecho a cada ‘ronda’ de 20 minutos en activo. Programas como CherryTomato y Tomighty permiten crear alarmas en Windows cada vez que cumplamos un pomodoro. De todos estos conceptos ya hemos hablado anteriormente en el blog con más profundidad.

gtd-esquema-espanol

Esquema propiedad de MuyFacilmente.com

Sponsored content

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here