No es la primera ni la última vez que sucede un ataque de estas características. LastPass, el conocido servicio para almacenar todas nuestras contraseñas a través de una cuenta maestra, ha publicado un comunicado en el que confirman que han sido vulnerada su infraestructura, recomendándonos cambiar nuestros passwords para evitar un mal mayor.

Aunque en su blog oficial exponen que no se ha visto afectada directamente la información y contraseñas de los usuarios, sí que han podido trascender las cuentas de correo, recordatorios de recuperación y las claves de encriptación hash utilizadas para proteger la autentificación. Por eso, recomiendan que cambiemos nuestros credenciales, sobre todo si tenemos una contraseña débil que pueda romperse utilizando sistemas de fuerza bruta.

LastPass-screenshot-1

Lo de siempre en estos casos. Aunque el uso de herramientas online y descentralización de servicios locales es el pan de cada día, los antecedentes nos dicen que no existe nada 100% seguro. Por eso, lo más sensato es utilizar contraseñas seguras y recurrir a la autentificación en dos pasos aunque resulte un proceso tedioso.

Sponsored content