Lightworks, el editor de vídeo no linear que se usó en películas tan míticas como Braveheart, Batman, Mission Imposible o Pulp Fiction tiene fecha establecida para liberar una versión estable bajo Linux. En 2010, Lightworks paso a ser una aplicación de software libre, se liberó una versión para Windows y se anunciaron versiones para Mac OS X y Linux. Dos años después, estamos a punto de poder disfrutar de tan ilustre editor bajo Linux.

Este editor de vídeo profesional esta en desarrollo desde 1989, y es capaz de trabajar editando y masterizando películas en resoluciones de hasta 4096×2160 (8.8 megapixels) así como producciones para televisión en PAL, NTSC y HD. Todo un pionero en la edición de vídeo en ordenador, con perlas que solo los mas veteranos recordaran, como los míticos codecs “OLE” bajo Windows 3.11 para trabajo en grupo.

Entre las características de Lightworks encontramos un amplio soporte de formatos ya sean de tipo profesional como MXF, Pro Res, Avid DnxHD, DVCPRO HD y mucho más, que harán las delicias del usuario medio, pudiendo acceder a niveles de calidad en un “home studio” con los que antes no podríamos ni soñar. Como bien dicen los desarrolladores de Lightworks, tenemos la potencia de edición de un estudio de Hollywood al alcance de la mano.

Los controles de edición son simples a la vez que potentes, como una linea de tiempo en la que cortar trozos de un vídeo y ordenar todo es sencillo y sin demasiadas opciones secundarias que muchas veces solo sirven para ocultar la opción deseada en menús interminables. Podemos cambiar las velocidades de los clips, volúmenes de los audios, y añadir efectos y transiciones en tiempo real.

La ventaja principal de Lightworks sobre los demás sistemas usados en edición de vídeo hace 20 años era la manera de cortar vídeos que tenía. La mayoría de editores de vídeo no lineales nos hacen arrastrar, borrar o mover nuestros vídeos cuando lo que realmente queremos es eliminar una sección. Lightworks incorpora una función de auto sincronizado que aun no tiene competencia.

También podemos editar filmaciones con múltiples cámaras en tiempo real, o hacer uso de la edición estereoscopica y montarnos nuestra propia película en 3D. Los efectos en tiempo real a resoluciones de infarto están a la orden del día, por lo que aprovechando la potencia de las actuales GPUs podemos manejar composiciones y efectos como correcciones de colores, efectos de difuminado o fundidos sin problema independientemente del formato de vídeo que usemos.

Disponemos ademas de un controlador patentado desde 1989 que se sigue usando actualmente, y que esta diseñado a partir de la idea de que cuando editamos vídeo, la mayoría del tiempo no estamos mirando los controles, por lo que necesitamos un sistema que podamos usar guiándonos por el sentido del tacto y que no ocupe una gran superficie.

Aunque existe una versión gratuita completamente funcional, algunas de sus características de exportación y codificación a determinados formatos están limitadas a la versión Pro, cuyo coste es de 50€ anuales por su uso. Dadas las características del programa y los desorbitados precios de otras propuestas similares de la competencia, es un precio más que ajustado.

Yo no se ustedes, pero al pensar que tal pieza de software pasó a ser software libre y que en un mes mal contado se libera una versión estable para Linux, me siento como un niño pequeño el 5 de Diciembre pensando que ya solo queda un mes para que vengan los reyes magos.

Sponsored content
  • juan carlos

    necesito aprender Joombla, tienen algo?

  • jonathan

    se ve chevere voy a hecharle una ojeda a ver que tal¡¡¡¡

  • Enrique

    Lo voy a tener en cuenta…