Todo el mundo hemos sufrido el síndrome del proceso pez globo en Windows, alguna aplicación funcionando en segundo plano que no para de consumir recursos hasta comerse prácticamente toda la RAM disponible y ahogando el flujo de computación del sistema operativo. Dado que muchas veces resulta complicado encontrar el motivo a este problema, una buena medida puede ser limitar el uso máximo de memoria al que puede recurrir un proceso. Battle Encoder Shirase (BES para los amigos) es una herramienta que justamente tiene ese propósito.

El programa es totalmente gratuito y eminentemente no oficial, por lo que de su uso es mejor relegarlo para aquellos que sepan realmente lo que hacen, aunque su funcionamiento no tiene ningún misterio, ya que al inciarlo símplemente elegiremos el proceso que queremos limitar de entre una lista con todos los que se encuentran activos en ese momento.

battle-encoder-3

Tras macarlo, podremos especificar el límite de memoria máxima consumida que queremos que consuma. Para ello debemos pinchar en el botón Control tras activar el límite. Una barra desplazable nos permitirá elegir la reducción conrespecto al total de la memoria disponible. Es decir, que si marcamos un -20%, el consumo máximo de memoria será del 80% (100%-20%). La única limitación en este proceso es que tan solo podemos limitar un máximo de tres procesos al mismo tiempo si queremos preservar la estabilidad del sistema.

battle-encoder-1

El único factor a tener en cuenta es que el tope será efectivo mientras esté abierta la aplicación y la dejemos en segundo plano. Eso sí, antes de cerrar el programa debemos quitar todas las limitaciones que hayamos impuesto pinchando en el botón Unlimit All. Existen algunas opciones adicionales como la posibilidad de congelar un proceso hasta nueva orden o especificar que se priorice la actividad de algunos de ellos sobre el resto, aunque insistimos, mejor dejar estas cosas para los que sepan lo que hacen.

Sponsored content