Monster Metropolis: Construcción, kaijus y combates por turnos

Monster Metropolis mezcla con acierto el género de la estrategia y gestión de ciudades con los monstruos gigantes propios del tokusatsu japonés en el que debemos comandarlos en batallas sobre nuestra propia urbe.

0
144

Los kaiju, denominación japonesa para nombrar a monstruos gigantes que defienden o amenazan a la humanidad, han sido protagonistas de no pocas obras de ficción, incluídos videojuegos. La gracia de este Monster Metropolis es que sazona el género al anexarlo a uno bien conocido por los usuarios de Android, el de los simuladores de construcción y gestión de ciudades, amén de añadir mecánicas propias de los MMORPG que proliferan en la plataforma.

El juego, desarrollado por Faceroll Games (Call of Duty: Heroes) nos propone desarrollar una ciudad mientras la defendemos de criaturas enemigas gracias a nuestros propios héroes monstruosos que tendremos que coleccionar y mejorar. Esta dicotomía hace que al pronto estemos levantando edificios y gestionando los recursos que éstos nos proporcionan como luchando en combates por turnos con nuestros colosos sobre las ascuas de nuestras propias construcciones.

La gracia de Monster Metropolis es que todas sus mecánicas está perfectamente hiladas. Algunos de los edificios que construiremos nos proporcionarán materias primas indispensables para hacer evolucionar a nuestros monstruos, y de su fortaleza dependerán nuestras probabilidades de éxito a la hora de interactuar con otros usuarios. Porque sí, al final más allá de nuestra propia ciudad existirán otras tantas capitaneada por otros jugadores reales a los que podremos asediar o contactar para formar alianzas, aunque también existe una campaña monojugador en la que tendremos que acabar con otras criaturas controladas por a IA. En la variedad está el gusto.

Lo que verdaderamente hace interesante al juego es que, aunque dispone de un amplio abanico de mecánicas, estas son lo suficientemente coherentes como para darle un interesante grado de profundidad al asunto. Por ejemplo, y al igual que con cualquier Sim que se precie, si nos ponemos a construir fábicas junto a las zonas residenciales, la población se mosqueará y, por ende, hará que el desarrollo de la urbe se ralentice. En cuanto a los combates propiamente dicho. El hecho de que podamos participar en contiendas de hasta 3vs3, hace que las posibilidades estratégicas sean bien amplias entre las habilidades posicionales, los ataques a distancia y el sistema de piedra, papel y tijera por el que un tipo de criatura tiene ventaja sobre otra.

LEE TAMBIÉN:  Guns of Boom, el FPS con 10 millones de descargas en solo dos meses

Por todo esto, Monster Metropolis es una interesante alternativa en en uno de los muchos géneros saturados que pueblan la plataforma Android. Si hay que ponerle alguna pega más por el propio sistema que otra cosa al necesitar esperar tiempo real para completar las edificaciones. Pero al fin y al cabo, esa es la base sobre la que se sustentan la mayoría de títulos de estrategia y gestión móviles.

Sponsored content