La industria firmó la sentencia de muerte del netbook allá por 2009. Tras un enorme auge durante los años anteriores, la llegada del tablet como gatget “indispensable” enterró definitivamente el mercado de los ultraportátiles, quizás por no haberse publicitado como lo que realmente eran: ordenadores portátiles de humildes características y precio asequible. Aún así, existen muchas formas de sacarles partido a día de hoy. Vamos a sugeriros cinco posibles usos para seguir aprovechando nuestro polvoriento netbook.

Ordenador funcional (pero esta vez más RÁPIDO)

Uno de los peores pasos que los fabricantes llevaron a cabo con sus netbooks fue el de enterrar Windows XP e  incluir pre-instalado Windows 7 Starter, una versión del sistema operativo de Microsoft que, aunque amputada y más liviana, seguía siendo demasiado para los procesadores Intel Atom que la mayoría de máquinas traían.

Teniendo en cuenta que regresar a XP sería un paso en falso (y más teniendo en cuenta su inminente cese de soporte), la mejor opción es optar por una distribución liviana de Linux que consuma pocos recursos. Buenas opciones para ello serían Lubuntu, Xubuntu ó Linux Mint. Un momento… pero los netbooks no suelen tener unidad de disco. ¡Que no cunda el pánico! Es posible grabar la imagen del sistema operativo en un dispositivo USB e instalarlo desde ahí. En este tutorial explicamos cómo hacerlo con LinuxLive USB Creator.

netbook-xubuntu

También es interesante realizar una leve inversión si queremos mejorar el rendimiento del netbook. Algo tan simple como ampliar la cantidad de memoria RAM puede ser un económico método para ello. La mayoría de netbooks incluye 1Gb de RAM y un solo slot para conectar memoria, por lo que habría que sustituirlo por uno de 2Gb, cuyo precio no sobrepasa los 25€/$ en la mayoría de tiendas de internet. Lo mejor es que no hace falta desmontar por completo el ordenador. La mayoría incluye un acceso con tornillos en el reverso inferior del portátil desde el que podemos realizar el intercambio en pocos minutos.

netbook-ram

Reproductor multimedia de salón

No es la primera vez que hablamos por aquí de XBMC, el reproductor multimedia más completo y polivalente que podemos encontrar en la actualidad, y que gracias a su elegante interfaz y cantidad de ports y adaptaciones puede convertir casi cualquier dispositivo en una máquina conectada a la televisión desde la que gestionar y visionar nuestra colección de series y películas. Todos los netbooks incluyen un conector VGA, y en muchos casos incluso HDMI. Eso unido a su poco tamaño y escaso consumo con respecto a equipos de más envergadura los hacen un complemento ideal para el programa.

netbook-XBMC

Existen versiones tanto para Windows como Linux (incluso hay una distribución creada exclusivamente para utilizar XBMC). Más allá de servir para reproducir vídeo y música, es capaz de buscar los datos de las películas que tenemos, descargar su carátula o sinopsis, detectar automáticamente su calidad o descargar subtítulos ya sincronizados y adaptados para la versión que tengamos. Y si queremos ahondar un poco más, podemos utilizarlo como cliente torrent o reproducir archivos de forma remota entre el resto de equipos de nuestra red local.

Consola de videojuegos retro (y no tan clásicos)

Los emuladores de consolas clásicas pueden correr prácticamente en cualquier ordenador. Las viejas máquinas de 8, 16 e incluso 32 bit como la primera Playstation, MAME y sus incontables placas aparte, son en su mayoría perfectamente emulables desde un netbook, por lo que ya sea usando la propia pantalla del equipo o conectándolo a un monitor o televisión al cobujo de un par de gamepad por USB, tenemos una máquina mucho más flexible que las mini-consolas con Android que tan de moda se han puesto en los últimos tiempos.

Ya utilicemos Windows o cualquier distribución de Linux, si no queremos tener varios emuladores desperdigados, podemos lanzarlos desde una misma interfaz gracias a programas como EmulatorX ó  RetroArch, aunque las posibilidades en este campo son enormes: desde el inevitable MAME hasta ScummVM para jugar a aventuras gráficas clásicas, pasando por DOSBox y algún launcher para jugar a juegos antiguos de PC o cualquier otro juego comercial con escasos requerimientos.

Tu netbook como un servidor casero

Utilizarlo como hospedaje para nuestro proyecto web, como servidor para algún videojuego o como cliente de descarga de archivos 24/7. Usar un netbook como máquina remota de disponibilidad permanente es una buena idea, primero por su bajo nivel de consumo con respecto a un equipo de sobremesa, y sobre todo por su tolerancia a problemas externos. En caso de que se vaya la luz, la batería de nuestro ordenador podrá aguantar unas cuantas horas hasta el  apagado definitivo, por lo que tendremos lo más parecido a un SAI de bajo coste (con la conexión a Internet no se pueden hacer milagros salvo que el propio netbook ejerza de router).

Con Hamachi y nuestro netbook podemos montar un servidor permantente para juegos como Minecraft ó Counter Strike. Aquí explicamos cómo hacerlo. En caso de que queramos utilizarlo como máquina para descargar archivos mediante programas P2P también lo tenemos fácil, pudiendo incluso gestionar nuestras descargas a distancia utilizando uTorrent Remote de forma que podremos añadir descargas desde cualquier lugar usando nuestro smartphone.

uTorrent Remote 2

Y ahora viene lo bueno de combinar algunas de las funcionalidades anteriormente mencionadas. XBMC permite la posibilidad de integrar el cliente torrent Transmission, por lo que cuando lleguemos a casa tendremos nuestro vídeo descargado y listo para visionar en el salón en el acto. A partir de aquí, la imaginación y ganas de ensuciarnos las manos será el límite de sus posibilidades. Aquí hemos planteado cuatro alternativas, ¿pero quién dice que no podemos aprovecharnos de todas ellas a la vez? ¡larga vida al netbook!

Sponsored content

7 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here