No se nace sabiendo, y en el ámbito de la informática hay tantos campos como peces en el mar. El retoque de imágenes es uno de ellos, siendo el software de edición Pixlr una opción idónea para aquellos que no dominan este ámbito. Tras su aplicación web y sus versiones de escritorio llega ahora Pixlr Desktop, una nueva versión standalone del cliente para Windows y Mac que incluye todas las funcionalidades de sus hermanos.

El programa, una vez instalado, va directo al grano, sugiriéndonos abrir una imagen que tengamos albergada en una de nuestras unidades de disco. Una vez cargada, a su izquierda tendremos un menú vertical desplegable desde el que podremos navegar a través de sus secciones organizadas por categorías, que van desde herramientas básicas de calibrado de brillo, contraste o desenfoque hasta filtros de diversa índole, stickers, marcos o texto superpuesto.

pixlr-desktop-screen-1

Toda su interfaz está enfocada en el entendimiento a través de la visualización, por lo que al desplegar una subcategoría veremos miniaturas de la imagen que estamos editando con el efecto ya aplicado. Resulta también interesante el hecho de que todos estos filtros no se encuentran descargados dentro de la herramienta en sí, sino que la primera vez que los cargamos se descargarán de Internet y quedarán almacenados localmente.

Pixlr Desktop, al igual que sus antecesores, es por defecto completamente gratuito, aunque podemos ampliar enormemente sus posibilidades sin gastar un céntimo registrándonos sin coste alguno a través del apartado Membership dentro del propio programa, obteniendo instantáneamente varios efectos extra para el programa.

pixlr-desktop-screen-2

También existe una versión comercial con modelo por suscripción mensual (1.99$) o anual (14.99$), desbloqueando con ello muchas otras funcionalidades adicionales como el recorte y modificación por capas.

Sponsored content