Todos tenemos algún amigo que pone un Post-it sobre la cámara web del portátil o gira la del sobremesa por miedo a ser vigilado. Esta idea, que en principio puede sonar paranoica, es sin embargo una gran medida de seguridad. Las herramientas de control remoto, conocidas como RAT, son muy fáciles de utilizar y se han vuelto muy populares entre los hackers, pudiendo acceder en cualquier momento a las webcams de los ordenadores infectados. Por eso es mejor conocer métodos para prevenirlo.

Espiar mi webcam

Las RAT (Remote Administration Tool) son un tipo de malware que permite controlar ordenadores ajenos de forma remota y que, en la mayoría de los casos, son indetectables. Su facilidad de uso ha sido lo que las ha vuelto tan populares en la red, con tan sólo instalar el programa el pirata informático podrá utilizar la interfaz para administrar el ordenador infectado, incluyendo, entre infinidad de opciones, las webcams.

Cuando “ratean” un ordenador, el hacker puede encender la cámara sin que el usuario sea consciente de ello, por lo que puede ser grabado o fotografiado, tema que se complica bastante si la víctima se muestra alguna vez desnuda frente a la pantalla. Además, este tipo de software malintencionado no sólo controla las cámaras, sino que puede registrar contraseñas y escuchar conversaciones activando el micrófono, por lo que ese inocente Post-it sobre la cámara del ordenador no serviría de nada.

El intruso tiene total acceso al contenido de su sistema: documentos, fotografías, contraseñas, correo electrónico y redes sociales; por lo que la persona infectada se convierte en un “esclavo” expuesto al chantaje ya que pueden colgar su información privada en Internet si no “obedece” las peticiones del hacker, que oscilan entre bromas pesadas para ver su reacción simplemente por diversión hasta obligar a la víctima a desnudarse frente a la cámara.

Evitar este tipo de troyanos no es fácil, y aunque sospeches de archivos desconocidos o de sitios web poco seguros, quizás no lo pienses tanto para abrir un link que te envía un compañero de trabajo. Una vez que se consigue pescar a un usuario, sus círculos son pan comido. Cuidado con los .exe y los archivos adjuntos de dudable confianza.

Aún así, la vulnerabilidad de tu webcam es evitable si se toman ciertas medidas de seguridad que ayuden a reducir este riesgo. Lo más recomendable es:

Desconectar la webcam

Casi todos los modelos están equipados con una señal luminosa que se enciende cuando la cámara está funcionando. Si la luz está encendida y tú no la has activado, probablemente te estén observando. ¿Y qué hago ahora? Desconecta inmediatamente la WiFi del equipo y pasa el antivirus. En caso de que la cámara esté integrada en nuestro equipo, como pasa en los laptop/ordenadores portátiles, la mejor opción es tenerla desconectada.

Para deshabilitarla, y si nos encontramos en Windows 7, debemos acceder a la sección Panel de control > Hardware y sonido > Administrar dispositivos. En la lista de hardware conectado, debemos buscar el desplegable “Dispositivos de imagen”. Aquí encontrarás el nombre de tu webcam, que podremos desactivar temporalmente pinchando sobre su opción con el botón derecho.

Activar y tener actualizado nuestro firewall y antivirus

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, comprobar el estado del cortafuegos del sistema y las actualizaciones de nuestro antivirus ayudan a evitar que indeseables tengan acceso a nuestra red. La función del firewall es bloquear el acceso y las comunicaciones no autorizadas, por lo que es más que recomendable tenerlo correctamente configurado. Para activarlo o comprobar su estado entra en Panel de control > Sistemas y seguridad > Firewall.

En cuanto al antivirus, comprobar si está actualizado y en pleno funcionamiento también ayuda a proteger tu cámara web de ser hackeada ante determinado malware. Cuando descargues un archivo sospechoso o instales un software peligroso, tu antivirus te avisará inmediatamente del peligro que corre tu sistema si prosigue la descarga o ejecución. No permitas que el antivirus ignore posibles archivos infectados si no estás seguro de dónde provienen.

En ambos casos, ¡por alternativas gratuitas no va a ser!

Antivirus en Uptodown | http://www.uptodown.com/antivirus
Anti-Spyware en Uptodown | http://www.uptodown.com/antispyware

Utilizar un programa de bloqueo

Pese a tener todas estas opciones al día y en buen estado, no siempre es suficiente. Lo recomendable es disponer de una herramienta que bloquee nuestra webcam mientras no está en uso para evitar posibles espías como es el caso de CamBlocker. Esta aplicación bloquea cualquier señal entrante no autorizada directamente por el usuario del equipo y protege mediante una contraseña cualquier intento de activación de la cámara por parte del usuario.

Protege tu intimidad de las garras de cualquier espía informático y respira tranquilo con la seguridad de saber que no podrás ser observado por extraños.

Descarga CamBlocker en Uptodown | http://camblocker.uptodown.com/

11 Comentarios

  1. hola bea que tal bueno queria desirte que me gusta mucho lo q ases en esta pagina siempre informacion util para los q nos gustan los ordenadores y eso ejejej bueno un beso

  2. Hola, ami me pasa algo extraño y me gustaria mucho que me apoyaran, pasa que mi webcam se prende sola, asi como si la activara para sacarme fotos y la verdad eso me preocupa

  3. SI pueden Expiarnos por la WEB CAM y por el MICRÓFONO. Cuando ORACLE la firma que instala JAVA via web el software de verificación la actualización de JAVA que es periódicamente cada que actualizan JAVA, tiene acceso mediante este y le dejas la puerta abierta PERMANENTEMENTE. Sugeriría instalar un software que suplante el JAVA.

  4. Si te pueden espiar fácilmente con un malware espía, por eso los hacker siempre le colocan a sus notebook una cinta en la cam. Esto quiere decir que si ellos son vulnerables nosotros más aún.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here