Existen muchas aplicaciones para realizar ‘screencasts’ en Android, es decir, capturar en vídeo lo que sucede en la pantalla de nuestro teléfono. El problema es que la mayoría de ellas tiene como requisito ‘rootear’ el dispositivo, práctica que no está al alcance de todos los usuarios. La app Recordable se salta la restricción, permitiendo la grabación en formato mp4 de lo que sucede en la pantalla del smartphone sin necesidad de manipular nuesto terminal. La herramienta se sirve de un software de configuración que tendremos que arrancar desde un ordenador al que tendremos que conectar el dispositivo mediante un cable USB durante la instalación. Dicho configurador está disponible tanto para Windows como Mac.  Tras instalar la aplicación y completar el proceso no será necesario volver a conectar el smartphone o tablet al PC. Simplemente ejecutaremos la app, le damos al botón de grabar y volvemos a pulsar en el aviso de la barra de notificaciones cuando queramos parar. recordable-screenshot-1 Si accedemos a las opciones de configuración tendremos la posibilidad de modificar varios parámetros:

  • Posibilidad de empezar la grabación justo al pulsar el botón o al minimizar la app con la opción de añadir una cuenta atrás de aviso.
  • Frecuencia de actualización personalizable con tope de 30 fotogramas por segundo
  • Grabación del tamaño de pantalla íntegro o la mitad de la resolución original
  • Calidad de compresión personalizable hasta 6400kbits/s
  • Grabación simultánea de audio y calibrado de calidad del sonido hasta 128kbits/s
  • Supersposición de gestos táctiles y personalización del color de estos

La versión gratuita del programa es totalmente funcional, con la única restricción de añadir marca de agua a los vídeos capturados y limitar la tasa de fotogramas por segundo a 8. La versión completa elimina estas dos imposiciones y cuesta 2.99€.

Sponsored content