El ransomware WannaCry que hace unos días infectó equipos de todo el mundo todavía sigue haciendo de las suyas, aunque ya han aparecido varias soluciones para limitar su expansión. Si no hemos actualizado a la versión más actualizada de Windows 10 y no tenemos ningún tipo de protección en tiempo real todavía estamos a tiempo de vernos infectados. La herramienta gratuita Wanakiwi es una de las pocas soluciones capaces de recuperar los archivos encriptados, aunque las condiciones para lograrlo son un poco especiales.

En primer lugar, es fundamental que no hayamos reiniciado la máquina tras la infección, amén de no haya pasado mucho tiempo desde que comenzó la encriptación de archivos ya que podrían llegar a sobreescribirse los números primos utilizados por el algoritmo de encriptación utilizado. La otra limitación es que el programa solo podrá utilizarse en versiones de Windows superiores o iguales a XP hasta 7.

La forma de utilizarlo es muy simple. Abrimos una línea de comandos e iniciamos el ejecutable (si lo precedemos de un nombre, lo tomará como el PID del ejecutable tras el que se oculta Wannacry). Pasado un bien rato, y si tenemos la suerte suficiente, se copiarán localmente todos los archivos que hayan sido encriptados, los cuales seguiremos viendo también en nuestra unidad con la extensión cambiada a WNCRY.

Más información | Blog del desarrollador

Wanakiwi para Windows en Uptodown | Descargar

Sponsored content