Skype, el sistema más popular del mundo para realizar videollamadas, ha presentado recientemente Qik, una aplicación social con la que podremos mantener conversaciones con nuestros contactos utilizando exclusivamente pequeños clips de vídeo. Se trata de un acercamiento a la filosofía de videollamadas en modo ‘offline’ al existir la posibilidad de recibir mensajes de vídeo para leerlos posteriormente aunque estemos sin conexión.

La aplicación, que no requiere cuenta en Skype sino un número de teléfono móvil para el registro, basa las conversaciones en pequeñas grabaciones de no más de cuarenta y dos segundos en las que no hay cabida ni para texto ni para imágenes. Su interfaz, limpia y clara, facilita el desarrollo de las conversaciones gracias a la simplicidad de su funcionamiento: escogemos un contacto y grabamos. El envío es automático.

Una vez que enviemos un ‘Qik Flik’ a alguno de nuestros contactos, éste podrá respondernos exclusivamente con otro vídeo, que puede estar grabado previamente y almacenado en una lista de doce Qiks Fliks directos que la herramienta nos facilita para acceder a ellos de a modo de acceso rápido. Mandarlos es tan simple como realizar la grabación pulsando sobre el botón rosa y una vez hecha la captura seleccionar el contacto al que lo enviaremos.

qik-skipe-1

Por otro lado, existe la posibilidad de crear grupos de amigos con los que compartir los momentos, y tanto las conversaciones individuales como en las grupales los ficheros desaparecerán al cabo de dos semanas, cuando los usuarios prácticamente ya no los necesitan o los han olvidado.

La agenda de contactos a la que podremos enviar los mensajes será tan amplia como nuestra agenda personal. Si un usuario no dispone de la aplicación instalada se le enviará un mensaje en el que se le explicará que debe descargar la aplicación para poder reproducir el vídeo.

Sponsored content