La mejor forma para realizar ‘experimentos’ con nuestro PC es recurriendo a la virtualización. VirtualBox es posiblemente la mejor alternativa para crear discos virtuales con los que lanzar un sistema operativo dentro de otro sin afectar al que lo alberga. Lo que muchos no tienen en cuenta es la útil posibilidad que ofrece de crear snapshots o puntos de salvado con los que memorizar varios estados diferentes para una misma máquina que pueden ejecutarse en pocos segundos. Explicamos en qué consiste.

Supongamos que queremos instalar un programa pero no estamos seguros de su fiabilidad, por lo que recurrimos a una imagen virtual de Windows de VirtualBox para probarla en un entorno controlado. Echamos a correr nuestra virtualización y tras instalar el programa en cuestión, comprobamos que, efectivamente, afecta negativamente al rendimiento de la máquina y mete algún malware entre bambalinas. Gracias a la posibilidad de realizar snapshots, podremos revertir el estado de nuestra máquina virtual al momento anterior a la instalación.

¡Ojo! No se trata de un método de restauración del sistema ni nada parecido; el sistema es mucho mejor y más práctico, pudiendo guardar el estado exacto en el que se encuentra la máquina, tanto de programas en ejecución como de posición de ventanas o archivos creados. Este es el proceso para crearlas.

  • Desde VirtualBox, iniciamos cualquiera de nuestras unidades virtuales que hayamos creado. En nuestro caso, vamos a lanzar nuestra imagen de la distribución de Linux Elementary OS de forma normal.

virtualbox-snapshot-1

  • En cualquier momento y dependiendo del estado de la ventana, podremos tomar una instantánea. Si estamos ejecutando la virtualización en pantalla completa, pulsando la tecla Host (por defecto CTRL derecho) podremos abrir el menú desplegable inferior desde donde podremos acceder a Máquina > Tomar instantánea. Si no, siempre podemos minimizarla con Host + F y acceder a la misma opción desde la barra de herramientas superior o en la propia ventana de Administrador, existiendo un pequeño botón en la parte superior derecha de la pantalla llamado “Instantáneas” que nos permitirá realizar dicha acción haciendo clic en el icono de la cámara.

virtualbox-snapshot-2

  • En ese momento habremos creado un punto de salvado al que podremos regresar en cualquier momento aunque cerremos por completo VirtualBox y lo abramos posteriormente. Pero lo mejor de todo es la posibilidad de almacenar diferentes estados para una misma máquina en el apartado Instantáneas. Si pinchamos sobre una instantánea y pulsamos en el icono superior de mostrar detalles veremos todos los aspectos relacionados con dicho estado, desde una captura de pantalla del momento en el que la hicimos hasta las condiciones de memoria utilizada o la hora a la que lo hicimos, pudiendo incluso añadir un comentario de cuño propio.

virtualbox-snapshot-5

  • También podremos realizar dichas gestiones cuando cerremos una máquina, apareciéndonos una ventana desde la que podremos apagar la máquina, guardar el estado o incluso marcar una opción para que la próxima vez que la reiniciemos se restaure a partir de un punto concreto.

virtualbox-snapshot-3

  • Cada una de las unidades virtualizadas que tengamos poseerá su propio menú de Instantáneas, por lo que podremos gestionarlas de forma independiente, ya sea para editar los comentarios, eliminarlas o incluso clonarlas para ramificar varios estados a partir de uno solo.
Sponsored content
  • Anónimo

    Te falta explicar cómo deshacerse de algunas instantáneas, que precisamente es lo más difícil de entender.

    Por ejemplo: Cómo dejar solo el último estado, quitando todos los anteriores; caso típico cuando se instala algo el la máquina virtual y no se sabe si ese proceso de instalación fallará o no, una vez instalado y comprobado que funciona correctamente, no interesa almacenar el estado o estados anteriore; típico caso: Windows Update.

    Por ejemplo: Cómo eliminar un estado intermedio para ahorrar espacio en disco; similar al caso anterior, pero con la salvedad de que si que nos interesa salvar el estado primitivo, en el que dicha instalación no estaba efectuada; típico caso: Una actualizacón de Windows que implica varios reinicios, un snapshot por reinicio y al acabar eliminar solo los intermedios.

    Dicho de otro modo: Cómo se consolidan los estados, tanto hacia un lado como hacia otro; es decir, mezclar un estado con el siguiente (se pierde ese estado) o mezclar un estado con el anterior (el que se pierde es el anterior).

    Sinceramente en VirtualBOX es una pesadilla, la terminología que usan. INet está plagado de gente que ha hecho justo lo opuesto de lo que quería.

    Nota: Con lo fácil que hubiera sido haber optado por árbol de discos diferenciados (como hacen el resto de Virtualizadores), va VBox y lo tiene que complicar.

    Nota: Mucho ojo con un grandísimo BUG que hay en VBOX (ya han sido informados y no quieren arreglarlo), al modificar una máquina virtual para agregarle un disco duro INMUTABLE que se usa en otra, altera DOS máquinas virtuales, la que estás editando y la que se encuentre en la primera posición de la lista de máquinas virtuales… véase la seccion HardDisks de MediaRegistry en los XML (*.vbox) antes y después del cambio… ojo con esto si se usan Snapshots!… sobre todo si la máquina la intentamos llevar a otro PC físico… yo he optado por esto para evitar problemas: Quito todos los discos antes de copiar el .vbox y luego en el otro PC físico tras agregar la máquina los añado, y después edito el .vbox a mano para que los IDs de los inmutables sean los correctos, después elimino los discos virtuales que VBOX ha creado (por agregar inmutables) y copio los discos virtuales en su sitio correcto… una pesadilla!