¿Quién no ha cuadrado milimetricamente varias ventanas en el escritorio de Windows para aprovechar el máximo posible de la pantalla? Este ritual puede agilizarse enormemente utilizando herramientas como WinDock, un programa gratuito con el que podremos crear perfiles personalizados para cuadrar automáticamente ventanas y que se adapten al tamaño que queramos con tal solo arrastrarlas a una posición determinada por nosotros.

La herramienta tendrá que funcionar en segundo plano para que esté activa, por lo que si vamos a utilizarla asíduamente, lo mejor es que se lance al inicio de Windows (hay un casillero en la parte superior de la ventana de programa para tal propósito). Será posible crear varios perfiles diferentes, que quedarán apilados en la columna Profiles a la izquierda de la pantalla, por lo que tendremos que elegir el que vamos a utilizar pulsando en el botón ‘Set Active’.

windock-screen-2

Un perfil permite crear una serie de reglas de organización de ventanas, que a su vez estarán divididas en disparadores (el punto de la pantalla donde tendremos que arrastrar la ventana) que iniciarán posición de la ventana una vez que lancemos dicho disparador. Por poner un ejemplo, podemos hacer que si arrastramos una ventana a la parte superior izquierda de la pantalla, ésta se redimensione automáticamente para que ocupe la cuarta parte del escritorio.

windock-screen-3

De esta forma, podremos agilizar la colocación de las ventanas según nuestros propósitos, haciendo que las ventanas se adapten a nuestro estilo de trabajo, ya sea porque necesitamos tener una ventana de navegador abierta al mismo tiempo que un procesador de textos desde el que tomar apuntes o cualquier otra combinación que se nos ocurra.

Además, WinDock soporta el uso de varios monitores, pudiendo apilar y organizar varias reglas de organización que además pueden superponerse entre sí: cuanto más alta esté la regla en la lista, mayor será su preferencia con respecto a las que están más abajo.

windock-screen-1

Sponsored content