Casi más complicado que planificar y empezar a desarrollar un videojuego es saber analizarlo para encontrar sus carencias. Evidentemente, la mejor forma de comprobarlo es haciendo que otras personas prueben nuestro prototipo, pero no siempre es posible ni necesario. The Art of Game Design es uno de los mejores libros sobre desarrollo de videojuegos en cuanto al proceso en sí y los factores psicológicos a tener en cuenta. La edición física se complementa con una baraja de 113 cartas para realizar un autoanálisis de nuestro juego con el que descubrir sus virtudes y defectos. Dichas cartas también se encuentran disponibles en esta app gratuita para Android.

a-deck-of-lenses-1

¿Es nuestro juego desafiante? ¿Proporciona recompensas satisfactorias? ¿Su curva de aprendizaje es asequible? A Deck of Lenses propone una colección de “lentes” que vienen a ser enfoques desglosados en pregutnas que debemos hacerle a nuestro proyecto para comprobar que vamos por el buen camino. Los escépticos pueden pensar que este ejercicio es una tontería como un castillo, pero nada más lejos de la realidad. Cuando somos partícipes de un proceso creativo, es muy fácil perder la visión general y la abstracción, por lo que acabamos por cegarnos ante fallos que para otras personas son muy evidentes. Esta baraja de cartas pretende espabilarnos para que no caigamos en ese fallo.

a-deck-of-lenses-2

Una baraja de ‘lentes’

No existen unas normas fijas a la hora de usar las cartas. Hay gente que las utiliza como un sistema aleatorio de testeo, robando al azar unas cuantas cartas e intentando responder a las preguntas que ahí se exponen. Un ejemplo, imagina que miras la carta número 13, la llamada “Lens of Resonance”, relacionada con el potencial latente de nuestro juego. Además de la definición como tal del concepto, se incluye una serie preguntas clave que en este caso son: ¿Qué aspecto de mi juego hace que me sienta poderoso y especial?. Cuando le describo mi juego a la gente, ¿qué ideas les atraen más? Si no tuviera restricciones de ningún tipo, ¿cómo me gustaría que fuera mi juego? Y por último, si presiento que el juego debería ser de otra forma, ¿cómo puedo llegar a ello? En este caso se trata de preguntas muy subjetivas, pero que seguro despiertan ideas y motivaciones que hasta ese momento no veíamos. Salvo que seamos Jonathan Blow, claro.

a-deck-of-lenses-3

Evidentemente no se pueden aplicar todas las lentes a nuestro juego. El que suscribe utilizó hace tiempo dicha baraja para elegir un pequeño número de cartas que mejor definieran los puntos a perfeccionar de mi juego. Algo así como la esquematización de ideas a través de posts-it o tarjetas que suele imperar en los diseños preliminares de cualquier proyecto. Las imágenes adjuntas a cada carta y el hecho de tenerlas presentes ayudan muchísimo atener las ideas claras.

Por muy útil que sea esta baraja de lentes, no van a crear nuestro por gracia divina, pero sí que puede ser una enorme ayuda para remover un poco el aturullamiento propio de procesos complejos de diseño, sobre todo cuando se trata de crear experiencias lúdicas para otras personas en las que debemos ponernos en el papel del jugador, y eso no es moco de pavo.

Dónde comprar la edición física | Amazon

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.