¿Es posible contentar a la vez a los fans del RPG y al público casual, habitual de los videojuegos para dispositivos móviles? En Gamesture parece que lo han logrado con Questland, una aventura de rol que combina la customización de personajes y armamento que se espera de un RPG con una mecánica sorprendentemente sencilla.

Con su vista en primera persona, Questland parece a simple vista un discípulo de los primeros RPG que triunfaron en las pantallas de ordenador, como el mítico Eye of the Beholder. Tras seleccionar el género y el aspecto de su personaje (a través de un completo editor), el jugador se ve inmerso en diversas campañas en las que forjará su destino, y optimizará su equipamiento, tras luchar contra criaturas fantásticas. Desde arañas gigantes a esqueletos vivientes, pasando por caballeros, soldados y, por supuesto, colosales jefes finales, que combatirán parapetados detrás de sus lugartenientes.

QUESTLAND imagen 2

Los combates de Questland son una suerte de puzle

El gran desafío que plantean los RPG para móviles es que, para no ahuyentar al público casual, que sigue siendo mayoritariamente el mayor consumidor en dispositivos móviles, deben simplificar al máximo la mecánica para no llenar la pantalla de comandos ni aturdir con una sucesión de menús y submenús en pleno combate. Questland lo solventa al convertir la mecánica de los combates en una suerte de puzle.

Mientras 3/4 partes de la pantalla muestran el escenario y los enemigos que te hacen frente, el extremo inferior es ocupado por una serie de fichas de colores que debes unir para desencadenar magias y ataques. Todo de una manera muy simple: al unir con el dedo dos fichas ejecutarás una acción que tendrá un efecto particular, dependiendo del color.

QUESTLAND imagen 3

Los colores de las fichas deciden el tipo de ataque

Al desaparecer las fichas irán surgiendo otras nuevas en el extremo derecho de la pantalla, y en ocasiones tendrás la oportunidad de trazar una diagonal sobre cuatro fichas idénticas, lo que desencadenará un ataque colosal, capaz de barrer de enemigos la pantalla o dejar tiritando al jefe de turno.

Para poder juntar cuatro fichas iguales, tendrás que ir eliminando las de otros colores, ya sea a base ataques sencillos (pulsando en una sola) o por parejas. Dependiendo del color de las fichas, desencadenarás magias de fuego, ataques eléctricos o hechizos curativos.

QUESTLAND imagen 4

Opción de batallas automáticas

Y por si fuera poco, Questland también permite automatizar toda esta mecánica e incluso duplicar la velocidad de los combates, dejando en manos de la IA la tarea de combatir para que solo tengas que encargarte de gestionar, al acabar cada aventura, todo el equipo y los ítems que has ido ganando en cada contienda.

Como en cualquier RPG que se precie, el juego permite mejorar o sustituir todo el equipamiento del héroe/heroína: Casco, armadura, guantes, botas, magias, guantes y por supuesto armas. Cada elemento del equipo tiene sus propias estadísticas, y por supuesto también puedes adquirir con dinero real nuevas mejoras, aunque Questland es totalmente gratuito y se puede disfrutar perfectamente sin necesidad de gastar un euro.

QUESTLAND imagen 5

Podrás enviar naves desde el puerto en busca de recursos y objetos mientras sigues completando desafíos y misiones, visitar diversas localizaciones como la taberna (con ruleta incluida) e incluso desafiar a otros jugadores en combates PvP en línea o enrolarte en un gremio.

Questland ofrece partidas cortas, que podrás disfrutar con una sola mano, pero a la vez te invita a formar parte de una comunidad y un lore sorprendentemente profundo. Crea tu propio héroe o heroína y haz historia en el mundo de Valia. Tu mayor aventura está a punto de comenzar…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.