Utilizar un cliente FTP en Ubuntu es algo esencial para muchos de los usuarios de esta distribución GNU/Linux.

Existen una buena cantidad de clientes FTP para Linux, pero hemos querido mostraros los cinco que más nos han gustado:

Filezilla

Es un cliente FTP que tiene gran cantidad de usuarios en Windows y que, en Linux, conserva prácticamente la totalidad de las funciones que lo han popularizado en otras plataformas. De Filezilla podemos destacar su facilidad de manejo, su aspecto familiar y la rapidez con la que realiza todas sus funciones.

gFTP

Aunque un poco más rudimentario, gFTP presenta muchas ventajas para los usuarios de Gnome. Al estar creado específicamente para sistemas Linux, su funcionamiento es óptimo, lo podemos notar en su rendimiento y en la velocidad de ejecución del programa.

FireFTP

No es un cliente FTP en sí, sino que se trata de una extensión para el navegador Firefox. Sin embargo, una vez instalado, podemos compararlo sin problema a cualquier cliente FTP. Es bastante versátil y permite realizar la gran mayoría de funciones que incluye un cliente FTP clásico. Es el preferido por muchos usuarios de Firefox, ya que lo incluyen en su navegador preferido, ahorrándose la instalación de un programa aparte.

bareFTP

Sencillez y eficacia. Este cliente FTP no es el preferido de los usuarios avanzados, pero para aquellos que necesiten lo básico es de lo más recomendable.

CrossFTP

Aunque no sea igual de rápido que sus competidores, CrossFTP puede presumir de ser uno de los clientes FTP más completos para Linux. Posee funciones de todo tipo, no sólo para gestionar transferencias de archivos a través de FTP, sino también para gestionar sistemas de ficheros remotos de otros tipos como Amazon S3, FXP o SSH entre otros.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.