Un punto de restauración es una copia de seguridad que almacena nuestro sistema operativo en un momento determinado, de forma que podemos revertir el estado de nuestro equipo a ese momento determinado.  Windows 8 posee varias opciones para personalizar la creación y gestión de puntos de restauración, que os explicamos a continuación.

Hay que tener en cuenta que Windows crea automáticamente un punto de restauración cuando instala nuevas actualizaciones, pero si la última actualización tiene más de siete días podremos crear uno de forma manual cuando queramos.

Pare realizar estas copias de seguridad de forma manual en nuestro Windows 8 tenemos una serie de opciones entre las que podremos elegir en función de lo que necesitemos. Para acceder a la configuración rápidamente solo tendremos que pulsar la tecla de Windows + I y una vez ahí accederemos a ‘Configuración del PC’ y después en ‘uso general’.

Untitled-1

1. Restaurar tu PC sin afectar a tus archivos

Esta opción nos devuelve los valores de configuración del equipo a su estado inicial si hemos instalado algún tipo de software o actualización que nos está dando problemas. Lo que hará esta opción será, únicamente, devolver a tu sistema a un punto de inicio manteniendo toda tu configuración personal y aplicaciones descargadas desde la Tienda Windows.

Una vez hagamos hecho clic en restaurar el PC se apagará y se reiniciará en modo seguro, abriendo la restauración del sistema. Si hemos creado algún punto de restauración, solo tendremos que darle a siguiente para acceder a ellos. Desde ahí elegiremos el punto al que queremos devolver nuestro sistema y dejaremos que Wndows haga el resto.

Restaurar

Restauración

Debemos recordar que esta restauración eliminará los archivos del sistema y los programas que hayamos instalado después del punto de restauración elegido, manteniendo intacta la configuración, archivos y programas hasta la copia de seguridad elegida.

2. Quitar todo y reinstalar Windows

Esta opción nos permitirá dejar nuestro PC como si acabáramos de salir de la tienda con él. Eliminará todo lo que se encuentre en nuestro sistema sin dejar rastro de absolutamente nada, de fábrica. Todos nuestros archivos se eliminarán por completo y la configuración volverá a ser la que venía predeterminada en Windows.

3. Inicio Avanzado

Desde inicio avanzado tendremos acceso a varias opciones diferentes. Entre ellas podremos volver a un punto de restauración anterior guardado en el equipo y solucionar los problemas que se hayan producido debido a las últimas actualizaciones. También podremos solucionar determinados problemas a través de la consola de comandos que se desplegará si pulsamos sobre símbolo de sistema.

También tendremos la posibilidad de cambiar el comportamiento de inicio de Windows, entre cuyas funciones se encuentran: habilitar el modo vídeo de baja resolución, el modo depuración, el registro de arranque, el modo seguro o deshabilitar el uso obligatorio de controladores firmados, la protección antimalware de inicio temprano o el reinicio automático en caso de error del sistema.

Por último, desde Inicio Avanzado podremos marcar la opción ‘reparación automática’ y que el propio equipo se encargue de analizar y reparar los posibles errores que se produzcan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.