Demise of Nations, estrategia 4X al estilo Civilization para Android

Demise of Nations es un juego de estrategia 4X cuyas principales bazas son un modelo de negocio no amparado en los vicios del freemium y una interfaz que funciona como un reloj en terminales táctiles.

0
354

El género de la estrategia 4X (exploración, expansión, explotación y exterminio) no tiene muchos representantes verdaderamente interesantes en el ecosistema Android. Por eso recibimos con los brazos abiertos a este Demise of Nations del estudio Noble Master LLC, creadores también del interesantísimo Age of Conquest IV. En su nuevo juego, lanzado de forma simultánea en varias plataformas, las referencias a la saga Civilization son más que evidentes, con un sistema de turnos sobre un tablero de casillas hexagonales en el que debemos interactuar con otras civilizaciones mientras hacemos prosperar la nuestra.

Hay dos elementos fundamentles a tener en cuenta cuando queremos llevar un juego de estas características a un mercado tan complicado para este tipo de propuestas como es Android: la facilidad para navegar por sus menús y el uso de un modelo de negocio asequible. En cuanto a lo primero, el juego luce sorprendentemente bien para estar claramente pensado inicialmente como una obra para PC. De hecho, en la página oficial podemos descargar el cliente para Windows, Mac y Linux aparte de iOS y Android. Su perspectiva es la de las primeras entradas de la saga de Sid Meier y otros tantos clones y homenajes como Freeciv, sprites 2D incluidos en el pack, por supuesto.

Ahora bien, donde verdaderamente gana muchos enteros Demise of Nations es en su sistema de monetización, basado exclusivamente en la adquisición de nuevos mapas donde desarrollar nuestras partidas. No hay límite alguno a la hora de elegir cualquiera de las veinte civilizaciones disponibles, cada una con sus propias unidades especiales, fortalezas y debilidades, aunque en fases avanzadas del juego la mayoría de edificaciones y evoluciones sean comunes. En cuanto a los modos de juego, todos y más, desde el clásico “Supremacía” en el que debemos conquistar la mayor parte del mapa posible hasta el “Aniquilación” donde solo podrá quedar una facción en pie, pasando por curiosidades como el modo “Defensa” en el que un bando debe resistir un número determinado de turnos ante los ataques del otro.

Donde realmente tendremos que pasar por caja es a la hora de poder seleccionar mapas de juego, ya que por defecto se incluye tan solo uno, el de la Europa Antigua con la situación territorial del 337 AC o el 337 DC. Aún así, los conocedores del género ya sabrán de sobra que un solo mapa puede dar para muchas, muchas partidas entre las diferentes estrategias que se pueden tomar y las diferentes facciones a elegir. Además de esto, y al ser un desarrollo abierto, también están disponibles para adquirir mediante la tienda in-game mods de diversa índole que permiten cosas como crear nuestros propios mapas o elaborar avatares personalizados más detallados que los que podemos elegir por defecto. Para hacernos una idea, el pack con todas las funcionalidades cuesta 20€/$, y unos 3 o 4 cada uno de los módulos o mapas por separado. Aún así, existe una moneda de juego que nos permitirá adquirir algunos de estos sets a base de ganar partidas y acceder al juego diariamente.

En cuanto al sistema de juego, nos haremos con los controles en pocos minutos si ya conocemos el género, pero se incluyen dos tutoriales que nos explicarán las nociones básicas. El juego se desarrolla por turnos que se realizan al unísono, solo que en vez de realizarse todas las tareas pendientes a la vez, podremos pulsar sobre un botón de avance corto en el que iremos viendo los resultados de cada decisión. Podremos conquistar territorios y desarrollar unidades en los mismos, así como extraer materias primas de las casillas especiales que nos encontremos y que se encuentren dentro de nuestros dominios. Más allá de esto, tendremos el inevitable árbol de investigación, los sistemas por requisitos para mejorar nuestra civilización y cosas tan interesantes como un sistema de diplomacia. La IA del juego es más que digna en los rangos superiores, aunque también existe la posibilidad de jugar partidas multijugador online.

Demise of Nations es uno de esos juegos que tanta falta le hacen al ecosistema Android, y más en un género con pocos títulos verdaderamente relevantes a la altura de The Battle of Polytopia o A Planet of Mine, con los que además guarda similitudes en cuanto al uso de un modelo de negocio no amparado en los vicios del freemium.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here