Son de sobra conocidos los problemas de rendimiento del cliente móvil oficial de Facebook y su aplicación de mensajería, reduciendo considerablemente la batería de nuestro dispositivo aunque pasemos la mayor parte del día sin utilizarlo. Recientemente, dichas carencias han vuelto a salir a la palestra de los medios generalistas a partir de las pruebas realizadas por un usuario de Reddit, quien afirma que la aplicación de Facebook para Android junto con Facebook Messenger es capaz de reducir en hasta un 20% la duración de la batería entre otros efectos negativos.

Como la mejor forma de contrastar información es realizando pruebas de campo, hemos analizado el rendimiento de la aplicación en un terminal de gama media, que es realmente donde interesa medir el impacto negativo ante una cantidad limitada de recursos de hardware. La versión utilizada ha sido la 59.0, lanzada hace poco más de una semana, y aunque han aparecido algunas revisiones posteriores, no parecen existir cambios significativos. A nivel de hardware hemos realizado las pruebas en un Nexus 4 centrándonos en tres aspectos fundamentales: consumo de RAM, rendimiento general del terminal y duración de la batería.

Rendimiento FB Infografia

Consumo de RAM

Dicen por ahí que RAM no utilizada, RAM malgastada, dado que su correcto uso por parte de aplicaciones hace que el rendimiento general de la misma aumente enormemente. El verdadero problema está en la gama media-baja, donde debemos ser muy cuidadosos a la hora de administrar un solo Gigabyte de RAM. No hace falta ninguna herramienta externa para realizar esta medición, ya que desde Ajustes > Aplicaciones > En ejecución podemos realizar las averiguaciones que necesitamos.

Vamos a distinguir entre dos escenarios diferentes: En uno de ellos vamos a abrir el cliente oficial de Facebook y navegar unos instantes por él viendo un par de vídeos y accediendo a algunos perfiles de nuestros contactos. En ese instante nos topamos con que los procesos lanzados por el cliente oscilan entre 150 y 200Mb, eso sin contar el propio Messenger que se lleva como mínimo 100Mb cuando lo dejamos en segundo plano. Es decir, que solo con las aplicaciones de Facebook podría estar cargándose casi un tercio de la RAM total de nuestro terminal en caso de tener tan solo 1Gb.

Facebook Android Proceso en ejecución

Ahora bien, vamos a proceder a realizar la misma medición pero cerrando ambas aplicaciones, lo cual no quiere decir ni mucho menos que no ocupen espacio, ya que como veremos más adelante, son los procesos silenciosos que realizan constantes chequeos incluso en reposo los que más daño hacen al rendimiento. El caso es que con ambas apps cerradas, Facebook deja residentes 62Mb, mientras que Messenger mantiene unos inamovibles 71Mb.

LEE TAMBIÉN:  Facebook añadirá publicidad a su app de mensajería instantánea Messenger

Rendimiento general del terminal

Otra de las lacras del cliente oficial siempre ha sido lo lenta que resulta su navegación y el tiempo que tarda en abrirse, pero lo que con el tiempo muchos han comprobado es que incluso puede afectar en el rendimiento del resto de apps del terminal. En este caso hemos recurrido a una aplicación gratuita para Android llamada DiscoMark, que permite realizar una simulación de apertura múltiple y medir el tiempo total que tarda un conjunto de programas en abrirse mediante sucesivos ciclos.

Para realizar la comprobación hemos elegido tres aplicaciones representativas que mucha gente utiliza como son Google Chrome, Feedly, Twitter y WhatsApp, y hemos realizado ocho ciclos de simulación conjunta con y sin el cliente de Facebook. Es decir, vamos a simular una práctica habitual que consiste en abrir a lo largo del día una serie de aplicaciones y ver si repercute en igualdad de condiciones usar el cliente o no. Eso sí, evidentemente se trata de una simulación en un entorno mucho menor que el real, por lo que hay que evaluar los resultados en su magnitud. Las capturas adjuntas muestran los resultados y, efectivamente, el aumento en el tiempo de apertura de cualquier aplicación es generalizado cuando está presente Facebook, y aumenta considerablemente con cada nueva iteración.

Rendimiento Facebook DiscoMark

Duración de la batería

No hace falta realizar una comprobación siquiera para saber que Facebook es un devorador de batería. Lo que tenemos que comprender es el por qué. El cliente móvil, aunque esté cerrado, se encuentra permanentemente corriendo en segundo plano “a la escucha” para comprobar si debe enviarnos algún tipo de notificación, ya sea por interacción con otros usuarios o cualquier otro mensaje. Recordatorios de cumpleaños, avisos por ser un día “especial”, invitaciones a eventos, menciones… puede que por ahí vayan los tiros.

Los Wake Locks son llamadas que la aplicación hace al terminal para activarlo aunque se encuentre con la pantalla apagada para así realizar algún tipo de gestión. Este tiempo es el que provoca un gasto adicional energético que puede llegar a reducir dramáticamente la vida útil de la batería aunque apenas hayamos usado el terminal, aunque la propia naturaleza del hardware es la que determina el rendimiento final. Un ejemplo claro es la eficiencia energética del transmisor para conexiones móviles, por lo que en jornadas donde no estemos conectados a redes WiFi pueden haber estragos.

LEE TAMBIÉN:  Cómo publicar GIFs animados en las redes sociales

A partir de la versión 59 del cliente oficial de Facebook para Android parece que el número de Wake Locks se ha disparado, existiendo casos particulares de un sinfín de usuarios que detectan hasta una reducción del 25% en la duración de su batería.

Cómo solucionar los problemas de rendimiento de Facebook

Si somos unos enamorados del cliente oficial y no queremos cambiarlo bajo ninguna circunstancia siempre tenemos la opción de instalar una versión antigua de Facebook para revertir los problemas de la edición más reciente, cosa que no es posible a través de Google Play pero sí desde marketplaces externos como Uptodown.com, que ofrece un enorme abanico de versiones anteriores para cada una de las apps Android que hospeda.

La otra solución pasa por utilizar clientes alternativos mucho más livianos y funcionales. Sin ir más lejos, Facebook Lite es una versión alternativa ideada inicialmente para dispositivos de gama media-baja con conectividad limitada, pero que resulta perfectamente válido para cualquier Smartphone. ¿Su secreto? Que utiliza la versión web de Facebook a modo de app con la consiguiente reducción en el consumo que ello supone. De hecho, si no somos asiduos de la red social podemos plantearnos acceder a través de nuestro navegador.

Facebook Lite

Pero Facebook Lite no es la única posibilidad, existiendo clientes no oficiales que, manteniendo esa filosofía de reducción en el consumo de recursos, mejoran la interfaz herededa del webview para hacerla más parecida a una app autónoma de por sí. El mejor exponente en el género es SlimSocial (antes llamada SlimFacebook), un cliente que, sin tener todas las funcionalidades del cliente oficial, ofrece una experiencia muy agradecida sin comprometer el rendimiento del terminal con tan solo 12Mb de RAM ocupados y escasísimos despertares en modo reposo.

Sponsored content