Los juegos de conducción suelen diferenciarse más o menos en dos corrientes distintas: una visión más técnica y real cercana a la simulación y el camino arcade, donde se sacrifica realismo en pos de la diversión accesible. Fastlane: Road to Revenge claramente se sitúa en el mundo arcade, aunque se aleja tanto del realismo de conducir un vehículo que más bien nos encontramos ante una especie de matamarcianos disfrazado de videojuego de conducción.


Fastlane: Road to Revenge

El juego es una orgía de destrucción a mansalva. Nuestra misión pasa por llegar lo más lejos posible que podamos sin que nuestro vehículo acabe hecho mil pedazos. Para ello tendremos que manejar el mejor arma que el título pone a nuestra disposición: nuestros propios dedos. El control de Fastlane consiste en mantener pulsada la pantalla y movernos en la dirección que queramos/podamos, puesto que nuestro coche hará lo mismo. Los disparos son automáticos, por lo que solo necesitaremos tener buenos reflejos para esquivar coches, misiles, objetos del entorno… mientras recogemos rico dinero y power ups por el camino que nos permitirán seguir evolucionando nuestro coche o hacernos con uno nuevo.

Fastlane: Road to Revenge

Fastlane se divide en distintas zonas que suelen estar coronadas por el típico jefe final que deberemos vencer. A medida que vayamos superando obstáculos del nivel, los enemigos se irán haciendo más duros y la evolución de nuestro coche se va haciendo más que evidente. Además de poder subir el nivel de las armas principales y la armadura, podremos mejorar un arma secundaria, así como los diferentes power ups que nos iremos encontrando por el camino. Y si no, siempre nos quedará cambiar de coche, algo necesario cuando hayamos llegado a según qué zonas.

Nos encontramos ante un shoot ’em up encubierto en un juego de coches. Fastlane es un título muy fresco y divertido que nos enganchará locamente gracias a su excelente sistema de juego y al tono ligero que lo envuelve todo. Es cierto que el título acaba por repetirse bastante, pero su jugabilidad es suficientemente entretenida para que queramos volver a la carretera una y otra vez. Además, disponer de una banda sonora a la altura ha sido una sorpresa muy agradable.

Fastlane: Road to Revenge

Fastlane: Road to Revenge para Android en Uptodown [APK] | Descargar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here