El ideal infantil de recorrer parajes inhóspitos y descubrir tesoros ocultos se ha materializado en una moda cada vez más extendida, la del llamado Geocaching o Gymcana GPS. Este divertido juego, nacido hace más de una década, nos propone buscar cajas ocultas en todo tipo de lugares alrededor del mundo con la ayuda de nuestro dispositivo de geolocalización y algunas pistas por parte del que la olcultó. A día de hoy existen millones de tesoros ocultos por el mundo. ¿Te animas?

Orígenes del geocaching

Hasta finales del siglo pasado, los dispositivos de localización por GPS a nivel de usuario estaban intencionadamente capados, y ofrecían datos poco precisos intencionadamente para evitar que se utilizaran con fines militares; era la llamada disponibilidad selectiva. En mayo del 2000, dicha limitación fue eliminada en base a la demanda de la población a la hora de utilizar estos dispositivos en su vida cotidiana.

Para celebrarlo, un grupo de usuarios comenzó a desarrollar la idea de esconder pequeños tesoros para que fueran buscados por otras personas a partir de coordenadas geográficas y alguna pista. El primer «tesoro» se ocultó en un bosque a las afueras de Portland el 3 de mayo del mismo año, comenzando una enorme expansión de la idea hasta llegar a la actualidad, con más de dos millones de cajas ocultas por el mundo en 200 países y más de seis buscadores registrados. Parece que todos llevamos un pirata dentro con ganas de aventura.

Reglas a la hora de encontrar y esconder tesoros

La web Geocaching.com es actualmente el lugar principal que engloba toda la actividad de los «geocachers», aunque existen un sinfín de páginas locales en diversos idiomas. Sin ir más lejos, GeocachingSpain es uno de los lugares más activos en España, que informan de todo tipo de eventos de la comunidad en la península, o plataformas multi-idioma como OpenCaching.

Pero entonces, ¿en qué consiste exactamente esto de buscar tesoros? A través de una de las webs mencionadas podemos consultar una enorme lista donde veremos si alguien ha escondido una geocaché en nuestra ciudad o cualquier otro lugar a elección. Existirá una ficha en la que su creador realiza una descripción del lugar donde se oculta junto a sus coordenadas, por lo que existe un gran componente didáctico y aventurero en esta práctica. Si visitamos una ciudad que no conocemos, es una buena idea el ponerse a mirar ubicaciones de tesoros para descubrir lugares interesantes por la zona.

Geocache4

Una vez que lleguemos a la zona en cuestión, seguramente tendremos que buscar a fondo por los alrededores. Bajo una piedra, en una tubería de ventilación, entre unos arbustos… Es más, existen geocachés bajo el mar que necesitan utilizar trajes de buzo para alcanzarlos, u otros escondidos en lo más alto de una montaña de varios miles de metros de altitud. Sea como fuere, la caja debería estar bien protegida para protegerse de las inclemencias del tiempo, y sobre todo para proteger su contendido, ¡el tesoro!

Dentro de la caja podría no haber nada y simplemente contener un pequeño mensaje felicitándonos por el hallazgo, pero en cambio otros albergarán regalos que otros buscadores hayan dejado allí, siendo esta una de las reglas principales del geocaching: si nos llevamos un de los tesoros de la caja, tendremos que dejar otro en la misma con un valor similar para los siguientes que la encuentren.

Además, dentro de la caja normalmente existirá un pequeño libro físico de visitas en el que apuntaremos nuestro nombre para que quede constancia del hallazgo, pudiendo posteriormente acceder a la web de Geocaching o cualquiera de las comunidades que visitamos para comentar qué tal ha ido la experiencia, pues ahí precisamente radica la magia de esta aventura: lo importante no es el tesoro en sí, sino el camino recorrido hasta encontrarlo.

Geocache-screenshot-2

Nuestro smartphone, herramienta fundamental

A día de hoy prácticamente cualquier smartphone tiene la funcionalidad GPS integrada, por lo que no necesitamos de ningún tipo de dispositivo externo aparte de nuestro teléfono para orientarnos en nuestras búsquedas. De hecho, muchos geocachés podrán ser encontrados sin este tipo de ayuda simplemente a partir de la descripción que su autor haya dejado en la red. Aún así, es una gran ayuda el disponer de alguna herramienta que nos guíe durante nuestro viaje, sobre todo si no conocemos la zona.

En Android existen muchísimas aplicaciones de Geocaching, aunque la más utilizada es c:geo, una herramienta no oficial Open Source que nos ofrece todo lo necesario para embarcarnos en aventuras, permitiendo desde registrarnos en Geocaching.org directamente en la aplicación hasta consultar los mapas que queramos con los tesoros ubicados al hacer uso de la API de Google Maps, pasando por otras herramientas de interés como una brújula o un consultor de fichas a partir de los datos de la web oficial para consultar la información sobre la misma que el autor haya proporcionado.

Geocache-screenshot-cgeo

4 Comentarios

  1. […] No es estrictamente un videojuego pero es tanto o más divertido. El geocaching es una interesantísima práctica que fomenta el turismo, la exploración y, por qué no, la aventura. La aplicación nos propone encontrar cajas reales que otras personas esconden por el mundo, y cuyo contenido es todo un misterio. A lo mejor es simplemente un papel donde podemos poner nuestro nombre o se trata de una caja sin fondo en la que podemos agenciarnos un objeto cualquiera y dejar otro para continuar con la cadena. Normalmente esta práctica tiene un componente cultural, por lo que cuando consultamos la posición de una caja se nos suelen dar indicaciones del lugar donde se encuentra, que muchas veces se complementa con la que llegamos a ver si conseguimos encontrarla. En el blog ya hemos hablado largo y tendido de esta curiosa actividad. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.