Grooveshark es un servicio de música en streaming muy popular y también muy controvertido porque permite a los usuarios subir canciones para compartirlas con el resto de usuarios vulnerando así los derechos de autor de sus propietarios.

Ante las diferentes disputas legales iniciadas por la SOPA, ACTA y la Ley Sinde, mantener un servicio musical en streaming está resultando bastante difícil. Por esta razón, Grooveshark ha comunicado que el servicio dejará de ser gratuito en algunos países y requerirá una cuota mensual de 4 dólares al mes, unos 3 euros.

Hasta el momento, Grooveshark permitía a los usuarios buscar y compartir música online de forma gratuita y con publicidad. Los responsables de Grooveshark no tenían pensado cobrar por el servicio, pero su forma de enfocar el negocio no ha sido del gusto de la industria musical.

Tras las últimas batallas legales con las discográficas EMI y Universal Music, además del cierre del servicio en Alemania, sus responsables han decidido replantear el enfoque del servicio y pedir a los usuarios su apoyo para poder mantener su gran portal de música online.

Aún no se ha confirmado en qué países se tomará esta nueva medida, pero todo apunta a que Finlandia, Irlanda y Rusia serán los primeros.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.