En el lejano 2012 comenzó a desplegarse la primera versión de Ingress, un videojuego que cambió la forma en la que los títulos para Android utilizaban sistemas de geolocaliación y GPS como base de la experiencia lúdica. Tal fue su repercusión que años más tarde se utilizó esta premisa para traernos el mismísimo Pokemon GO. Con tal renombre y base de jugadores a sus espaldas, el juego que les dio la fama regresa de forma totalmente renovada con una campaña de promoción enorme hasta el punto de estrenar una serie de animación en Netflix. Ingress Prime quiere ser más grande que los monstruos de Nintendo.

¿Qué es Ingress?

Apliquemos conocimientos a la inversa. La base de datos de Pokeparadas de Pokemon GO fue creada en Ingress. En este juego formamos parte de una de las dos facciones que se disputan el control territorial, los Iluminati y la Resistencia. Esparcidos por el mundo se van generando unos portales de los que emana la llamada materia exótica, relacionada con tecnología extraterrestre. Nuestro objetivo es conquistar y proteger estos portales recorriendo las calles para posicionarnos físicamente junto a estos puntos, pero la profundidad de la propuesta va mucho más allá de lo que el mencionado Pokemon Go ofrece.

Ingress es un fenómeno transmedia. Esto quiere decir que al atacar un portal tal vez hayamos desbloqueado un vídeo en el que se desarrollan las líneas argumentales del juego, o se nos dan pistas de las próximas anomalías que tendrán lugar en el mundo, esto es, eventos especiales en áreas geográficas concretas. Los eventos especiales y reuniones para cazar Pokemon son una versión soft de la motivación y despliegue de los enganchados a Ingress en tiempos primigenios.

Ingress tiene mucha más miga a la hora de interactuar por el mundo. Existen un sinfín de objetos que podemos utilizar para blindar nuestros portales, atacar los ajenos, conectarlos entre ellos para generar áreas de facción, desplegar torretas defensivas o lanzar bombas de área.

¿Qué tiene de nuevo Ingress Prime?

Hay que dejar claro esto: Ingress Primes no reemplaza al Ingress original. De hecho, se trata a efectos prácticos de una actualización del anterior aunque a nivel de arquitectura se haya renovado en su práctica totalidad (ARCore o migración de bases de datos para adaptarse al sistema utilizado en Pokemon Go). Pero al usuario no la única repercusión será meramente visual. Ahora el juego es mucho más bonito, utiliza efectos visuales más atractivos para representar los portales y recurre a un sistema de sonido mucho más inmersivo sobre todo si utilizamos auriculares.

Si ya hemos jugado anteriormente a Ingress, tanto la facción como nuestro nivel y objetos del inventario se mantienen, por lo que podemos retomar sin más logueando con nuestros credenciales habituales. A nivel argumental, y como si de un longevo cómic de superhéroes, se ha intentado hacer un punto y aparte para que cualquier nuevo jugador se meta de lleno en la batalla entre Iluminatis y Resistencia, aunque empezando a lo grande: cada trimestre tendrán lugar una docena de anomalías (eventos especiales en distintos lugares del mundo), aunque también afirman que habrá muchos más eventos locales que antes.

Por si todo esto no fuera poco, Netflix ya ha estrenado en japón una serie de anime de Ingress, que llegará al resto del mundo en 2019, por no hablar de los proyectos futuros relacionados con la tecnología creada por Niantic y que van desde una nueva tecnología de realidad aumentada que permitirá que los elementos móviles se oculten tras los objetos de nuestro entorno hasta un nuevo juego de la compañía que pretende ser una suerte de lasertag AR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.