Uno de los mayores problemas del ‘instagrammer’ de a pie es el engorro que supone el tener que gestionar dos cuentas simultáneamente, ya que el cliente oficial de Instagram no permite la multisesión, teniendo que hacer log-out y volviendo a introducir nuestros credenciales cada vez que queremos pasar de una cuenta a otra. Por suerte, Instwogram permite evitarlo, pudiendo tener simultáneamente dos cuentas abiertas desde aplicaciones distintas instaladas en un solo terminal.

Instwogram

No se trata de un fork ni de un cliente alternativo. Instwogram es una copia exacta de la aplicación original, pero se instala como si de una herramienta independiente se tratase, haciendo que tengamos dos versiones de Instagram instaladas al mismo tiempo, y por lo tanto, permitiendo que hayamos hecho login con una cuenta distinta en cada uno de ellos.

instwogram-screenshot

Internamente son exactamente iguales, del mismo modo que están separadas las notificaciones de cada servicio. Su filosofía es similar a la utilizada por OGWhatsapp para utilizar dos cuentas de Whatsapp al mismo tiempo, replicando el software y haciendo creer al sistema que se trata de programas diferentes.

Problemas de seguridad en Instagram

Una de cal y una de arena. Parece que Facebook no está invirtiendo demasiadas fuerzas tras la adquisición de Instagram, y a las carencias del servicio original (solventadas por la comunidad) se le une un importante agujero de seguridad que ha descubierto recientememnte un usuario. Al parecer, la app de Android en ningún momento realiza un cifrado HTTPS de la información que enviamos al servidor, por lo que es susceptible de verse afectada por atacantes, quienes podrían hacerse con todas las publicaciones y datos de identificación del usuario.

En el blog del descubridor del fallo se relatan paso a paso sus comprobaciones al monitorizar la actividad en su red con WireShark, comprobándose que la comunicación de la app con los servidores de Instagram se realiza mediante HTTP. De hecho, Facebook es conocedora del problema, y en un correo de respuesta al descubrimiento explica que son conscientes del fallo y que ‘pretenden’ solventarlo. Por enésima vez, la privacidad de nuestros datos se encuentra en manos de gigantes empresariales que no son conscientes de lo que tienen entre manos. No somos nadie.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.