La semana pasada llegó a oídos de todos la noticia de que los de Mountain View habían enviado invitaciones a ciertos medios para asistir a un evento el día 24 de octubre, tan solo dos días después de que Apple realizara su keynote. Teniendo en cuenta la enorme expectación debida al lanzamiento del próximo Nexus 5 y la nueva versión de Android, muchos creyeron que el motivo del llamamiento era la presentación de estos productos. Al final resultó ser una innecesaria “fiesta” en la que se enumeraron algunos de los éxitos de Google Play y poco más.

Google-Play-evento

Google ha engañado a los medios, o los medios han engañado al consumidor, o el consumidor se ha autoengañado a causa de Google; que cada uno realice la lectura que quiera. El caso es que Internet se encargó de amplificar el peso de dicho anunciamiento hasta el punto de generar en el usuario de a pié la idea de que se trataba del contraataque definitivo hacia Apple para contrarrestar su revuelo mediático tras la presentación de los nuevos iPad y MacBook Pro.

A la hora de la conferencia, 19:00 hora de la costa oeste y 01:00 de la madrugada para España, muchos esperaban expectantes que fluyera la información a través de las redes sociales, pero al final tan solo nos encontramos con el tweet expuesto más abajo y algunos comentarios posteriores de los asistentes, afirmando que todos eran conscientes de que allí no iba a anunciarse nada, manteniéndose un vacío informativo del que se llegó a especular que era fruto de un supuesto embargo informativo.

Y cuando las aguas vuelven a amainar la historia se repite, surgiendo ahora el rumor de que Nexus 5 será presentado el próximo 31 de octubre, víspera de Halloween. ¿Truco o trato? De momento trato no hay, pero el truco parece estar en mantener la expectación mientras se retrasa el lanzamiento, ya sea premeditadamente o por causas externas. Algunos incluso achacan el retraso al reciente cierre de gobierno que Estados Unidos ha sufrido desde principios de mes, y que ha afectado a un sinfín de sectores, incluido el tecnológico.

Desde luego, está claro que se malinterpretó el anuncio de Google, del mismo modo que era completamente innecesario como el que realizó la semana pasada. Si se trató de una maniobra publicitaria para generar expectación, desde luego dio resultado, aunque ubicarla justo dos días después del evento de Apple roza la picaresca a la que tanto se están acostumbrando los pesos pesados de la industria tecnológica. Si a esto le unimos la terrible degeneración que suele sufrir la información tras pasar por el filtro de Internet, pues pasa lo que pasa.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.