Hasta hace poco, cuando pensábamos en términos como robótica o programación lo último que nos vendría a la cabeza es relacionarlos con la educación o el ocio de los más pequeños, pero eso ha cambiado, y mucho. La programación es un proceso internacional que permite idear y ordenar las acciones necesarias para realizar proyectos, preparar y gestionar diferentes máquinas y software a través de diferentes lenguajes.

Los niños nacidos en el siglo XXI son nativos digitales, por lo que enseñarles programación desde una edad temprana es darles una valiosa herramienta de futuro. Actualmente, la robótica o la programación no son de enseñanza obligatoria dentro del sistema educativo, aunque cada vez están adquiriendo más peso como actividad extraescolar en muchos centros educativos.

Beneficios de integrar la programación a edades tempranas

Uno de los principales beneficios para los niños es que despierta el interés por el aprendizaje, potenciando a su vez el pensamiento creativo y acelerando tanto el proceso cognitivo como la memoria. Los niños también desarrollan la constancia y aumentan su tolerancia a la frustración, algo que no solo les beneficiará en su desarrollo académico sino en su vida adulta.

ninos codifo PictoBlox, la herramienta que hace de la programación un juego de niños

Además, los niños aprenden de manera práctica y dinámica, algo que al mismo tiempo favorece el trabajo en equipo, algo muy alejado de la enseñanza pasiva que aún persiste en los sistemas educativos convencionales.

Huelga decir que los niños aprenderán a adaptarse a los cambios tecnológicos y que por supuesto la programación está relacionada con muchas especialidades y profesiones del sector digital, algunas que ya conocemos y otras que están por venir.

La programación permite que los niños desarrollen el pensamiento computacional y por ende, aprendan a resolver grandes problemas mediante la abstracción y la automatización.

Plataformas para aprender a programar

Ante el escenario de enseñar programación a un niño lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las capacidades y conocimientos de estos son distintos a los nuestros, por lo que no podemos plantearnos el uso de herramientas ni métodos para los adultos. Por este motivo, debemos aplicar herramientas específicamente desarrolladas para ellos. Algunas pueden comenzar a utilizarse desde los 5 o 6 años, pero se extienden hasta los adolescentes.

En la actualidad, para iniciar a los más pequeños en la programación hay varias plataformas gratuitas que además están adaptadas por edades y diferentes etapas educativas. Una de las más populares es Code.org, que permite a los niños familiarizarse con lenguajes de programación desde edades tempranas. También nos encontramos con Swift Playground que mediante puzzles sencillos les enseña a programar con Swift (el lenguaje de Apple) y diseñar apps para iOS, Mac, Apple Watch o Apple TV.

arduino PictoBlox, la herramienta que hace de la programación un juego de niños

Dentro de la programación adaptada a la robótica está Sphero Edu, que enseña a los niños las nociones básicas que se aplican en la mayoría de los lenguajes de programación y lo aplican al desarrollo de robots. También Arduino, la plataforma de hardware libre basada en una placa con un microcontrolador, permite la creación de proyectos con robots, una parte más «física» de este proceso de aprendizaje.

Pero uno de los nombres más conocidos es el de Scratch y su sistema de bloques drag&drop. El entorno de Scratch es similar al de Code.org, pero nos ofrece muchas más funcionalidades y herramientas para el aprendizaje de los niños.

El modelo de PictoBlox

Pero si queremos ir un paso más allá tenemos PictoBlox, una herramienta de codificación educativa basada en Scratch y creada por STEM, compañía especializada en este sistema de aprendizaje.

PictoBlox es multiplataforma

PictoBlox es un software de codificación educativa basada en bloques que, además, es multiplataforma. Cuenta con versiones para Windows, MacOS X, así como una versión para dispositivos móviles.

Al estar basado en Scratch 3.0 mantiene las características de este (el sistema drag&drop para crear estructuras de control básicas que mencionábamos unas líneas más arriba), pero añade algunas funciones y extensiones propias que elevan la experiencia de uso. Con PictoBlox, los niños pueden crear juegos, animaciones, proyectos interactivos e incluso, controlar robots y dispositivos conectados.

Extensiones para PictoBlox

PictoBlox también tiene extensiones con las que interactuar con IoT (Internet of the things). De este modo tienen la posibilidad de automatizar tareas del hogar como controlar la temperatura o conocer los datos de ubicación de un dispositivo concreto.

También hay extensiones que permiten programar actuadores, sensores, módulos de pantalla y programar placas de desarrollo con evive, Arduino Uno, Arduino Mega, Arduino Nano y ESP32.

ejemplo Pictoblox móvil

Aprender IA ​​y aprendizaje automático

La extensión de Inteligencia Artificial de PictoBlox es otra de sus grandes mejoras frente a solo el uso de Scratch, pues permite realizar proyectos de IA capaces aplicar reconocimiento facial que identifica edad, género y emociones.

También ofrece reconocimiento óptico de caracteres para identificar texto en imágenes y reconocimiento de voz para generar texto a partir de la voz. Incluso los niños pueden crear su propio asistente virtual y hacer que las animaciones creadas por ellos mismos imiten sus gestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.