Existen muchas alternativas para almacenar lecturas de interés que encontremos por Internet y que queremos ojear posteriormente. El lector de noticias Feedly dispone de la opción «Save for Later», y herramientas como Evernote permiten almacenar cualquier contenido en una orgía de anotaciones sin fin. Pocket es una interesante alternativa, una aplicación que permite almacenar textos, imágenes o vídeos mientras navegamos para poder verlos posteriormente incluso sin conexión.

La gracia de Pocket es que funciona como añadido externo a la navegación, de forma que con tan solo un par de clics almacenaremos la página en cuestión para su lectura posterior desde el propio navegador, por lo que no tendremos ni que añadirlo a nuestros feeds ni copypastear urls a través de sistemas engorrosos; tal solo almacenar y ver después.

Pocket-screenshots-1

Aunque su principal función es la de almacenar lecturas en nuestro smartphone, dispone tanto de aplicación oficial para iOS y Android como extensiones en navegadores de escritorio, siendo capaz además de almacenar contenido de otras plataformas conocidas como Twitter o Flipboard, por dar algún ejemplo. Es más, en su web oficial afirman que es compatible con más de 500 aplicaciones.

Así, si estamos navegando en Android y queremos almacenar un artículo, desplegaremos el menú contextual de la parte superior derecha de la pantalla, pincharemos en ‘compartir’ y seleccionaremos la opción que Pocket ofrece. Inmediatamente un mensaje informará de que hemos almacenado dicho contenido con éxito, apareciendo durante unos instantes un icono de la aplicación que nos llevará automáticamente a la misma en caso de que queramos acceder a la misma en el acto.

Por si esto fuera poco, Pocket no es simplemente un «canalizador» de contenidos web, ya que de tratarse de una entrada o artículo web, almacenará y maquetará de forma limpia el contenido en vez de mostrar la página web original tal cual, por lo que tan solo veremos la entrada propiamente dicha y no el resto de menús o banners de la página en la que está publicada.

Pocket-screenshots-2

Si trabajamos con navegadores de escritorio la experiencia no difiere demasiado. Usemos la plataforma que usemos, la primera vez que accedamos a cada una de ellas se nos pedirá que creemos una cuenta de usuario para aprovecharnos de su función de sincronización entre dispositivos; o lo que es lo mismo, podremos leer en nuestro ordenador de sobremesa algo que hemos guardado anteriormente con Pocket desde el móvil. Guardar una lectura en Chrome o Firefox es tan simple como hacer clic derecho sobre la web para que nos salga el menú contextuar y pinchar en ‘Save to Pocket’.

Publicidad

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.