Muchos usuarios que se han criado bajo las faldas de Windows creen que Linux es algo así como un turista extranjero que no habla ni una palabra de nuestro idioma. Nada más lejos de la realidad, pues a día de hoy la mayoría de distribuciones generalistas tienen una interfaz y abanico de software tan capaz como el que encontraríamos en el sistema operativo de Microsoft. Y lo mejor, si echamos de menos algún programa que no tiene su equivalente, siempre podemos recurrir a Wine, una herramienta con la que podremos ejecutar programas de Windows desde Linux.

Su nombre lo deja bien claro: Wine Is Not An Emulator. Se trata de una capa de software que replica el sistema de archivos de Windows con librerías alternativas, por lo que la ejecucución de los programas se realiza de forma nativa e integrada en el propio escritorio de nuestro Linux, pudiendo instalar los programas normalmente y ubicándose en una réplica del ‘Archivos de Programa’ conocido por los usuarios de Microsoft.

Para instalarlo, podemos recurrir al ‘Centro de Software’ de Ubuntu (o repositorio de aplicaciones equivalente) o el autoinstalador en formato .deb. Si no, siempre podemos realizar la instalación desde el Terminal de Linux:

sudo apt-get install wine

Los pasos a seguir son muy simples. Vamos a realizar todos los pasos pertinentes para instalar un programa de Windows en Linux tomando como ejemplo Router Keygen.

wine-screenshot

  • Descargamos normalmente desde Linux el archivo de instalación de Router Keygen en cualquier carpeta.
  • Hacemos clic derecho sobre el archivo y ejecutamos Abrir con > Wine Cargador de programas de Windows.
  • Procedemos a la instalación de de forma habitual, creándose un acceso directo en el escritorio que ya estará preparado para lanzar el programa valiéndose de Wine.

wine-screenshot-2

Lo verdaderamente interesante de Wine es que su funcionamiento replicará la forma de trabajar que tenemos con Windows. Así, al instalarlo, tendremos acceso al apartado ‘Desinstala software de Wine‘, que no es más que una adaptación del ‘Agregar o quitar programas’ de los sistemas operativos de Microsoft. También será posible acceder a ‘Configuración de Wine’, donde podremos afinar el rendimiento de los programas simulados forzando una resolución concreta sobre un escritorio virtual, eligiendo temas visuales para las ventanas o modificando la ruta del programa y las carpetas utilizadas por defecto.

Existen muchos añadidos para Wine en forma de capas superiores y frontends que añaden nuevas funcionalidades al ‘áspero’ sistema de instalación de programas, como es el caso de CrossOver, especializado en la instalación de software propietario de Micrososft como los paquetes Office o PlayOnLinux, centrado en la carga de videojuegos.

7 Comentarios

  1. Linux es bueno… pero ese «casi» que le falta, hace que a mucha gente no le atraiga.
    La gente busca compatibilidad, estandarización y facilidad de usuario. Y hay distribuciones Linux que de sencillas, nada de nada para el usuario normalito.

    He usado y probado casi todas las distribuciones (Fedora, Mint, Ubuntu, Linex, Guadalinex, etc, etc) buscando esa sencillez y compatibilidad, y al final, tengo que retornar a Windows.

    Y encima, si buscas ayuda en foros sobre problemas, la respuesta (casi siempre) viene en un lenguaje (que aunque yo lo entiendo en la mayoría) que no es entendible para la gran mayoría…

    ¿Por qué Android, que su base es Linux, tiene éxito? Porque la gente no tiene que entretenerse en configurarlo. Se enciende, y basta.

    ¿Linux? Sí, por supuesto… pero cuando sea entendible y usable por y para todos, y supere ese «casi».

  2. creo que lo difícil es cambiar métodos
    si los usuarios de windows ubiecen empezado primero con linux seria lo mismo
    pero si se atreven a utilizar linux se darían cuenta de que a cambiado mucho es mas rápido no tiene virus se actualiza fácil sin tener que estar poniendo parches por ataque es mas estable cada vez existen mas programas para todo y aparte no cuesta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.