El juego de Lilith Games ha sido un eterno soft-launch a lo largo de este 2018. Rise of Civilizations es un juego de estrategia en tiempo real de la vieja escuela, heredero de los viejos títulos de navegador entediluvianos como Travian. Esto es, construcción de edificaciones en tiempo real, ataques y defensa de castillos contra vecinos del mapa y microgestión de millones de quests diarias hasta la extenuación. Lo que hace especial a este juego es lo embriagador de su estética, acercándose en cierto modo a los estándares estéticos de cosas como la saga Civilization.

Tenemos ocho civilizaciones a elegir durante el inicio, cada una de ellas con sus propios bonificadores especiales, una tropa única y un personaje histórico como líder. Alemania, China, Reino Unido, España, Francia, Tailandia, Italia y Japón son los países seleccionables. A partir de aquí nos veremos inmersos en un constante tutorial guiado en el que tendremos decenas de tareas a cumplir diariamente: subir edificios de nivel, crear tropas, recolectar recursos, limpiar el mapa de bárbaros o encontrar emplazamientos especiales serán algunas de nuestras constantes tareas a realizar.

No llega a ser un problema para el que esté familiarizado con la mecánica, pero la cantidad de misiones y requisitos es tan grande que la mayoría del tiempo estaremos navegando por los menús mientras cumplimentamos todas las tareas. Por suerte, una vez que llevemos varios días jugando y subamos de edad histórica, las cosas irán mejorando y complicándose en cuanto intervengan otros jugadores y haya que echar mano de las alianzas.

Una vez que el el abanico de acciones se expande y nos ponemos a explorar el mapa del mundo, todo cobra sentido. Cualquier acción se realiza en tiempo real, por lo que, sin ir más lejos, una expedición hacia un punto lejano podrá llevar horas. Esto se traduce en que también podrían atacar nuestra aldea, dándonos información del momento estimado de llegada y, por tanto, permitiéndonos crear las fortificaciones o defensas necesarias contrarrestarlo.

A partir de aquí, ya entramos en el terreno de la participación en gremios y la gestión a más profundidad de nuestras tropas. Sin ir más lejos, los héroes que vayamos reclutando tendrán su propio árbol de habilidades, así como diversos efectos permanentes que afectan tanto al combate como a la propia ciudad. La sabia elección de tipos de unidades para cada situación, el control de zonas de extracción de recursos y vigilancia de las rutas comerciales será nuestro pan de cada día cuando empecemos a sumergirnos en el endgame.

Desde el 21 de septiembre Rise of Civilizations está disponible globalmente para iOS y Android. Además, los últimos parches desplegados ofrecen un bono de experiencia para arrancar con buen pie en los servidores recién abiertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.