Runestone Keeper: roguelike, mazmorras y Buscaminas

Tras cosechar un enorme éxito en iOS y PC, este roguelike de exploración pausada de mazmorras llega a Android de forma gratuita con un sistema de monetización nada intrusivo.

Runestone Keeper llegó a PC (e iOS) a principios de 2015 como un juego pausado de exploración de mazmorras a la sombra de títulos como Dungelot. No ha sido hasta ahora cuándo se ha lanzado la versión para Android, que preserva prácticamente todo lo que hizo al juego excepcional y recurriendo al modelo Freemium solo para compras puntuales que podemos obtener igualmente dedicándole más tiempo. Por lo demás, el juego es totalmente gratuito.

De entrada te tienen que gustar los roguelikes, o al menos los sistemas de juego que te instana repetir partidas cortas hasta la saciedad. Aquí nos ponemos en la piel de un aventurero mientras desciende por los incontables niveles de una mazmorra. Cada piso está dividido en una cuadrícula con casillas que tendremos que desvelar tocando encima con nuestro dedo, y donde podrán aparecer tanto enemigos como trampas u objetos que nos proporcionarán beneficios.

La gracia del asunto está en saber gestionar todas las variables que se ponen en juego. Tenemos puntos de vida y  maná, los enemigos tienen protección por armadura, podemos subir de nivel y mejorar nuestros stats, del mismo modo que cada arma o armadura equipada nos proporcionará unos bonos diferentes. Dicho lo cual, a medida que avancemos tendremos que afinar mejor dónde pisamos y qué riesgo tomamos a la hora de enfrentarnos a enemigos, ya que, al contrario que en Buscaminas, aquí debemos regirnos por la estadística con ciero grado de azar, por lo que un golpe fallido puede desembocar en la muerte irremisible.

La progresión mejorará cuando canjeemos el oro acumulado en cada partida por perks, tanto temporales como permanentes, que aumentarán nuestras posibilidades de llegar lejos. Además, cumpliendo determinados requisitos podremos desbloquear nuevos perfiles y tipos de personaje, y ahí es donde entran los micropagos: aunque podemos desbloquear todos estos beneficios simplemente jugando como en la versión de PC, podremos acelerar las cosas pasando por caja. Ahí cada cual que haga con su dinero lo que quiera.

Runestone Keeper es un robabidas. El que suscribe ha tenido un rodaje bastante amplio en la edición de sobremesa y parece que hará lo propio en esta portátil. Las partidas pueden abadonarse en cualquier momento y regresar en el piso donde nos quedamos, por lo que su adaptación a dispositivos móviles es más que apta al ya tener su interfaz naturaleza “táctil” de serie.

Runestone Keeper en Uptodown [APK] | Download

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.