En 2012 llegaba a dispositivos iOS (y posteriormente Android), uno de los juegos más originales de los últimos años. The Sandbox proponía dejar volar nuestra imaginación en un entorno de pruebas virtual donde hacer interactuar elementos físicos entre sí y ver cómo la naturaleza y su depurado sistema de físicas e interacción química interpretaba en pantalla los resultados. Una suerte de godgame a cuyuas mecánicas se fueron añadiendo nuevas características en forma de niveles en los que conseguir determinados objetivos o incluso el uso de estos mundos en escenarios de juegos de acción. Todas estas propuestas se han expandido hasta dar lugar a Sandbox Evolutionuna segunda parte mucho más flexible que ya puede descargarse en Uptodown tras haberse lanzado en ciertos países a modo de soft-launch.

the-sandbox-evolution

Hay que probarlo para entender las infinitas posibilidades de la propuesta. Seguramente habrás visto alguna vez la primera entrega, al menos en su forma más superficial: podemos elegir entre distintos objetos y materiales y esparcirlos por la pantalla como queramos, por lo que si hacemos que llueva sobre un terreno con tierra, comenzará a crecer vegetación, pero si posteriormente le prendemos fuego, todo se secará dejando un terreno árido. Algo tan peregrino es la punta de un gordísimo iceberg que permite hacer de todo.

Al poder dibujar a mano cualquier tipo de monigote pixelado, podemos crear nuestros propios mundos y proponer cualquier desafío que se nos ocurra. De hecho, el juego incluye un montón de niveles que superar en los que se entremezclan puzzles de físicas con dilemas de electricidad y electrónica, pasando por interacciones con elementos químicos probeta mediante o cualquier locura de escenario conceptual. Hacer despegar un cohete espacial, dar vida a un organismo virtual a través de impulsos eléctricos, alimentar a una población de trogloditas hambrientos doblegando a la naturaleza… cuando decimos que se puede hacer de todo no estamos de broma.

sandbox-evolution-screenshot-1

Ahora bien, todo este potencial individual ahora se ha expandido enormemente gracias a la posibilidad de crear niveles y utilizarlos como base para juegos de acción y plataformas, algo que ya se encontraba en las últimas actualizaciones de la primera entrega pero que ahora amplía muchísimo más sus horizontes al haber más tipos de personajes seleccionables, unas mayores dimensiones de creación para los mapas y muchos efectos y plantillas predefinidas extra que permitirán montarnos nuestro propio videojuego y compartirlo con la comunidad.

Los casi 200 elementos disponibles del juego podrán ser desbloqueados mediante la moneda de cambio del juego, que iremos ganando a medida que superemos los desafíos que nos propone el juego, aunque siempre podemos hacernos con los objetos mediante la consabida transación totalmente opcional con dinero real. Sea como fuere, The Sandbox Evolution ya está disponible en formato APK para descargar desde Uptodown sin ningún tipo de restricción geográfica, aunque su lanzamiento internacional está anunciado para esta misma semana.

sandbox-evolution-screenshot-2

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.