Hasta ahora, para probar una aplicación, en cualquier sistema operativo, era necesario instalarla en el sistema o, como poco, descargar el archivo ejecutable y ponerlo en marcha.

Ésto ya no será necesario, al menos en Ubuntu, ya que para probar una aplicación del Centro de Software podemos utilizar la opción «Test drive». Esta opción nos permite ejecutar una aplicación sin haberla instalado previamente en nuestro sistema.

Esta función es útil si no sabemos si una aplicación tiene cierta característica o soporta cierto tipo de operaciones.

En el siguiente vídeo podrás ver un ejemplo de uso de «Test drive»:

De momento, esta funcionalidad estará presente para las 30 aplicaciones más descargadas del Centro de Software. Esperemos que el experimento tenga éxito y podamos tener esta función disponible para todos los programas dentro de poco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.