Existe un ritual ancestral de gran importancia que requiere una concienzuda labor de meditación e investigación: cambiar el fondo de pantalla. Con smartphones y tablets copando el uso para ocio que hasta hace unos años era terreno de los equipos de sobremesa, se ha extendido el interés por personalizar nuestro dispositivo. Estas son algunas apps para Android con las que podemos encontrar nuevos wallpapers e incluso hacer que cambien automáticamente cada cierto tiempo.

Tapet – Wallpapers Reinvented

La inminente llegada de Android L, la nueva versión del sistema operativo de Google, trae un nuevo estilo visual para nuestros dispositivos que ya comienza a extenderse. Tapet se aprovecha de ello con una aplicación capaz de generar wallpapers de forma aleatoria con este estilo tan particular, pudiendo incluso elegir una franja periódica para que cambie automáticamente.

wallpapers-tapet

Publicidad

Wallpapers and Backgrounds HD

Si somos más clásicos y nos da pereza realizar una búsqueda por Internet para después hacer los recortes correspondientes manualmente siempre podemos recurrir a una biblioteca de imágenes. Este Wallpapers and Backgrounds HD dispone de más de 5000 fondos de pantalla organizados por categorías, del que además podremos elegir el tipo de visualización que queremos, ya sea visionado estático o con scroll horizontal cuando nos movemos entre escritorios.

wallpapers-backgrounds

Muzei Live Wallpaper

Ya hemos hablado anteriormente de Muzei, una interesante aplicación capaz de cambiar nuestro fondo de pantalla cada cierto tiempo automáticamente recurriendo a galerías temáticas online desde las que se descargan las imágenes a nuestro dispositivo. Lo verdaderamente interesante es la cantidad de módulos que podemos añadir, ya sean idílicos paisajes naturales o espectaculares imágenes espaciales de la NASA.

muzei-screenshot-2

Hágaselo usted mismo

O ‘Do it Yourself’, que dicen los anglosajones modernos. Crear nuestro propio fondo de pantalla es cosa de un par de minutos. Lo único que debemos tener en cuenta (y no es siquiera necesario) es la resolución de pantalla nativa de nuestro dispositivo, que podremos encontrar sin problema buscando las especificaciones del mismo por Internet.

Tras comprobar el tamaño, solo tenemos que elegir si la imagen será estática o se moverá horizontalmente al cambiar de escritorio. Si preservamos el ancho y alto de la pantalla, la imagen será estática, mientras que si el ancho es superior, se hará automáticamente scroll sobre la misma. Solo nos resta enviarla a nuestro teléfono (ya sea por conexión directa, sincronización a través de algún servicio o enviado por correo) y marcarla como wallpaper desde el menú contextual de la galería de imágenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.