Cuando colgamos fotografías propias en Internet acaban perdiendo nuestra marca de autor ya que, la mayoría de las veces, cuando alguien se ‘apropia’ de una imagen que encuentra por la red no hace mención al propietario -por desconocimiento o no- de estas. Si queremos que nuestras fotografías siempre se relacionen con nuestro nombre para darnos a conocer o, simplemente, para que no se hagan pasar por el dueño de nuestro trabajo, la solución es añadir una marca de agua para proteger nuestras imágenes digitales por parte de usuarios no autorizados.

marca de agua fotografias

4 Comentarios