Como ya sabemos, el despliegue de actualizaciones de Firmware para dispositivos Android suele realizarse de forma escalonada, amén de existir todo tipo de demoras a partir de las versiones modificadas por cada proveedor de servicios. En el caso de Huawei, el problema puede ser todavía más incómodo, ya que incluso en terminales de un mismo modelo y ubicación geográfica, puede haber hasta un mes de diferencia entre el lanzamiento de la actualización en uno y otro. Firmware Finder es una aplicación capaz de forzar la instalación del firmware más actualizado en nuestro terminal.

Aunque se trata de una aplicación no oficial, hay que remarcar que tanto la propia descarga de las actualizaciones como el contenido de las mismas es totalmente legítimo, basándose en los archivos que han sido distribuidos por la compañía mediante las OTA (actualizaciones automáticas) de los meses anteriores. El truco está en que la petición se realiza mediante un proxy que le hace creer al servidor remoto que “ya le toca” actualizarse a nuestro dispositivo.

En principio, la compatibilidad con EMUI 4 es total, pero en la versión 5 de la capa de personalización de Huawei debemos habilitar la mencionada opción para engañar al sistema de control de versiones de la compañía mediante un proxy. Para activarlo, debemos irnos abrir el menú desplegable de la izquierda, acceder a Settings y activar “Use proxy for install“, unstalándonos una pequeña actualización en el proceso.

Tan solo hay que tener un dato en cuenta que podría incluso llegar a brickear nuestro dispostivo: hay que saber qué versión instalar. Cuando le damos al botón de refrescar y vemos todas las versiones, nos daremos cuenta que existen de dos tipos, las OTA, estándar y las versiones Full. Estas últimas, además, ocupan más de 1GB, y tran etodos los paquetes necesarios para reescribir el firmware completo. El otro tipo, de menor tamaño, se pueden considerar parches que se instalan sobre el firmware que tenemos presente. El problema es que resulta OBLIGATORIO tener instalado el firmware específico para el que está diseñada esa actualización, ya que de otra forma podríamos tener bastantes problemas.

Para comprobar si el firmware que vamos a descargar es compatible con nuestra versión y región, podemos hacer lo siguiente: pulsamos sobre el firmware en cuestión, accedemos a Check Firmware Access, y dentro, elegimos la opción With IMEI. Entonces nos aparecerá una ventana que nos confirmará si el terminal es compatible o no con esta versión concreta.

Huelga decir que Firmware Finder no es una aplicación fraudulenta ni necesita ningún tipo de permiso ROOT para funcionar, por lo que se trata de una herramienta fantástica para aquellos impacientes que necesitan tener actualizado su terminal lo antes posibe. Aún así, también resultará de especial utilidad para los usuarios que compran sus terminales internacionalmentem, ya que en muchos casos, las actualizaciones de firmware llegan mucho más tarde por culpa de acuerdos de exclusividad o incidencias locales en terminales asociados a un proveedor de servicio particular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here