En el mundillo de los videojuegos existe la práctica desde tiempos inmemoriables de la compraventa de artículos de segunda mano. Todo un mundo a conocer donde el tira y afloja, el menudeo y la especulación son las piedras angulares. Y en medio de toda esa vorágine están las tiendas de segunda mano. Amadas y odiadas a partes iguales, estos establecimientos son punto de reunión habitual para todos aquellos que quieran completar su ansiada colección o deseen deshacerse de esos juegos que le sobran. Vintage Game Shop te da la oportunidad única de ponerte tras el mostrador de una tienda del palo. Y no es cuestión de pasar por alto esta oportunidad.

Vintage Game Shop

A título personal he de decir que no soy demasiado aficionado a las tiendas de videojuegos de segunda mano. Son lugares tomados por la especulación, donde el placer por el mundillo pasa a un tercer término y lo que importa es el rico dinero, algo totalmente comprensible puesto que pasa en todos los ámbitos. Es más, en aplicaciones populares como Wallapop es el pan de cada día, pero eso no evita que no me sienta del todo cómodo ahí, y más cuando siendo un crío he sido timado en más de una ocasión. Que bien, eh.

Pero todo tiene una razón de ser, pues Vintage Game Shop ayuda a comprender los precios inflados de muchos de los juegos que se han convertido en codiciadas reliquias de arte. En este videojuego tomamos el lugar del dueño de una tienda de segunda mano. Como buen negocio que se precie, nuestra misión consiste en obtener beneficios a final de mes. Para ello deberemos comprar y vender los diferentes artículos que el gentío trae a nuestro local. Aunque la venta es automática, la compra es lo jugoso del videojuego.

Vintage Game Shop

Vintage Game Shop funciona casi como una enciclopedia. En el proceso de compra de cada artículo podremos disfrutar de un buen trozo de historia de los videojuegos. Descubriremos datos y curiosidades sobre la creación, el género o lo que ha supuesto para la historia del medio, algo que funciona más como Wikipedia que otra cosa. Eso sí, aunque el valor del artículo que queremos comprar puede que vaya en significancia con todos los datos que nos aportan, lo que realmente nos importa es el estado del mismo. Si funciona o no, si tiene su caja e instrucciones, si se conserva en buen estado… hasta podemos encontrarnos con artículos firmados por los autores, algo que incrementará el precio un buen pico. Además de todo esto, el precio que nos piden los vendedores, si es que lo dan, también es una buena base para que iniciemos la puja.

Iniciaremos el regateo teniendo en cuenta el valor de paciencia de cada vendedor. Si les ofrecemos minucias probablemente acaben hartos de nosotros y nos pedirán un precio sumamente alto, así que tendremos que ir negociando hasta encontrar un precio justo para los dos. Si no sabemos bien que exigir, el juego nos da la opción de llamar a un especialista en la materia que nos dará el precio por el que podremos venderlo, algo muy de “La casa de empeños”. Podemos pagarle con parte de nuestro presupuesto o bien podemos ver un anuncio para ello; un buen ejemplo de monetización por parte del autor del videojuego y que no molesta demasiado en nuestra experiencia jugable.

Vintage Game Shop

Vintage Game Shop es un divertido e interesante título. Es una bonita forma de aprender sobre la historia de los videojuegos y nos hará pasar un rato bien entretenido. Quizás hubiera molado que existiese algún tipo de indicador de prestigio para que la compraventa de artículos en mal estado fuera penalizada, pero tampoco voy a ser quisquilloso con este pequeño videojuego porque no se lo merece. Además, aprender sobre este negocio hará que nos concienciemos un poco sobre la dura labor del dueño de uno de estos establecimientos.

Vintage Game Shop para Android en Uptodown [APK] | Descargar

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.