Distribuciones de Linux basadas en Ubuntu las hay a patadas, desde variantes cercanas con escritorios más livianos como Lubuntu o Linux Mint, ediciones temáticas centradas en un cometido como Ubuntu Studio o intentos por ofrecer algo diferente como Elementary OS. En este caso, Zorin OS ofrece una experiencia muy cercana a la de Windows 7 precisamente para servir como puente para los usuarios provenientes del sistema operativo de Microsoft.

La última versión lanzada de la distribución (Zorin OS 9) está basada en la versión LTS de Ubuntu 14.04, por lo que dispone de soporte extendido hasta 2019. Existen varias ediciones diferentes, analizando aquí la ‘Core’ al ser la principal con un paquete básico de programas y funcionalidades integradas, pero también existe una variante para uso académico, una para equipos de poca potencia y otras tantas comerciales para su uso empresarial.

zorin-os-1

Está claro que su principal carta de presentación radica en el grado de personalización de su escritorio para asemejarse a otros sistemas operativos. El llamado ‘Zorin Look Changer’ es una herramienta incluida por defecto que permite modificar la barra y botón de inicio entre varias opciones predefinidas. La versión básica permite hacer que se parezca a Windows 7, Windows XP o GNOME 2, aunque las ediciones Premium también permiten asemejarlo a Mac OS X y Unity, una tontería teniendo en cuenta que existen barras de iconos de terceros que podemos encontrar fácilmente, mientras que si lo queremos es la interfaz de Ubuntu, caballero, ¡instálese Ubuntu!

zorin-os-3

En cuanto al paquete de herramientas que incluye, utiliza Firefox como navegador por defecto, Thunderbird como gestor de correo, LibreOffice como suite ofimática, el editor de imágenes GIMP, Rhythmbox como reproductor de audio u OpenShot para la edición de vídeo entre muchas otras herramientas, que como siempre pueden ampliarse a través del Centro de software de Ubuntu sin limitación alguna y ‘sazonarse’ con emuladores y virtualizadores al estilo de WINE o PlayOnLinux, por lo que dedicando una tarde a ponerlo a punto, casi podemos hacer que Zorin OS sea un Windows 7 camuflado hasta el punto de que a más de uno le costaría darse cuenta.

Según DistroWatch, Zorin OS sigue siendo una de las distribuciones de Linux que más interés ha despertado durante los últimos meses. En este caso, el hecho de que esté pensado para resultar familiar a los novatos provenientes de Windows ya le otorga un interesante valor más allá de resultar un sistema operativo claro, bonito y específico a la hora de incluir justo lo que necesitamos, y eso ya es mucho dada la masificación de propuestas muy parecidas entre sí que sufre el mundo del software libre.

2 Comentarios

  1. Linux Mint no deja de ser bueno para novatos. Lo he visto cuando lleve mi computadora al colegio y todos la usaban como si toda la vida hubieran usado Mint.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.