Los antivirus y demás herramientas para eliminar malware son un tipo de software muy ‘especial’. Al integrarse de una forma tan profunda en nuestro sistema operativo para poder desplegar correctamente sus funciones de desinfección, suelen dar muchos problemas a la hora de desinstalarlos, por no hablar de los conflictos que pueden producirse en caso de que tengamos varios instalados. Aquí van una serie de consejos y herramientas para eliminarlos y no dejar rastro en el sistema.

Primer intento, CCleaner es tu amigo

Antes de pasar a la artillería pesada podemos intentar desinstalar el programa manualmente. Si desde la herramienta ‘Agregar o quitar programas’ de Windows no es posible hacerlo, podemos intentarlo desde CCleaner, la imprescindible herramienta de Piriform de la que ya hemos hablado por aquí incontables veces.

Lo primero que tendremos que hacer es arrancar nuestro equipo en modo seguro y una vez allí, desactivar la protección en tiempo real del antivirus que queramos eliminar, opción que dependiendo del que utilicemos se encontrará en una parte u otra de la interfaz, pero que la mayoría de las veces es tan simple como hacer clic derecho en el icono de la barra de tareas y encontrar la opción en cuestión.

CCleaner registro

Tras esto, accederemos a Herramientas > Desinstalar Programas y procederemos a la desinstalación. Acto seguido es más que recomendable limpiar las entradas de registro que hayan quedado obsoletas. Para ello, iniciaremos el proceso de limpieza en Registro > Buscar Problemas. Tras esto, y aprovechando el proceso, haremos una limpieza de archivos temporales en Limpiador > Analizar.

Tras todo esto, reiniciaremos nuestro equipo con una sesión normal y comprobaremos los resultados. Un momento, ¿todavía sigue ese maldito programa instalado? ¡Es la guerra!

Herramientas para desinstalar antivirus, ¡artillería pesada!

Si todo lo anterior no ha dado resultado no hay ni mucho menos que tirar la toalla, ya que existen un sinfín de utilidades específicas para desinstalar un anvirus concreto. De hecho, en la mayoría de casos se trata de programas creados por los propios desarrolladores de la herramienta a sabiendas de los problemas que acarrea si software. Sin ir más lejos, AVAST dispone de una herramienta de autoría propia para eliminar sus productos.

Desinstalar-Antivirus-screenshot

Desde la web oficial de Microsoft Answers se ha recopilado un enorme listado con todos los programas de desinstalación para los antivirus más conocidos, como AVG, BitDefender, Avira Antivirus o McAfee; así hasta 26 conocidas firmas y sus diferentes versiones.

Otra buena alternativa es usar herramientas especializadas para eliminar este tipo de software como AppRemover, capaz de deshacerse de todo tipo de anti-malware de una sola pasada, así como de otro tipo de software ‘conflictivo’ como programas de descarga de archivos, herramientas para realizar copias de seguridad y toolbars.

appremover (1)

Consejos para evitar conflictos

Como más vale prevenir que curar, siempre viene bien recordar unas cuantas cosas antes de tener que recurrir a todos estos consejos. Lo más importante y fundamental: no tener más de dos herramientas de eliminación de malware de la misma naturaleza activas al mismo tiempo. Es decir, podremos tener instalado perfectamente un antivirus, un anti-spyware y un firewall externo, pero no dos.

El otro consejo también es fruto del sentido común, y es eliminar completamente la herramienta que queramos desinstalar antes de proceder a suplirla con otra, cosa que incluye la erradicación de cualquier vestigio de su existencia utilizando los mencionados CCleaner y programas específicos de eliminación. Aún así, siempre pueden surgir incompatibilidades inesperadas entre un antivirus y cualquier otro tipo de software. Ante eso, ni los más sabios en la materia pueden luchar sin consultar a nuestro amigo Google para conocer las experiencias de otros usuarios.

Sponsored content

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here