Es complicado encontrar una herramienta verdaderamente gratuita y libre para capturar vídeo en Windows, existiendo mucha letra pequeña en este tipo de software que nos suele dar un tiempo limitado de uso o añadir alguna marca de agua identificativa. Loilo Game Recorder es una de las mejores alternativas que podemos encontrar, ofreciendo una herramienta totalmente gratuita que permite grabar vídeo en tiemp o real de cualquier elemento activo de nuestro escritorio, siendo bastante generoso a la hora de personalizar las opciones de captura.

El uso de la aplicación no necesita prácticamente explicación. Al abrirla veremos un botón desplegable desde el que podemos seleccionar una de las ventanas que tengamos activas en ese momento, aunque también servirá para capturar cualquier ejecución en pantalla completa activando y deteniendo la captura con los atajos de teclado asociados. En cierto modo recuerda al ya clásico programa Fraps, sobre todo en cuanto a la posibilidad de mostrar los fotogramas por segundo de la captura en una esquina de la ventana.

loilo-game-recorder-screenshot-1

Entre las opciones de confirguración se encuentra la posibilidad de elegir la resolución de salida o dejar el tamaño nativo así como el framerate. Igualmente es posible elegir la calidad de la compresión aunque sea de una forma algo opaca, pudiendo elegir un valor entre 1 y 100 donde este último será una captura sin compresión. Eso sí, al hacerlo de este modo podremos tener un archivo de un par de Gigabytes con tan solo unos minutos de grabación. Dependiendo del tipo de grabación también podremos elegir diferentes métodos, siendo el más rápido el que utiliza el modo DirectX/OpenGL.

loilo-game-recorder-screenshot-2

Una vez finalizada la grabación pulsando F6 o el enorme botón de Stop de la ventana del programa, tendremos la captura en la carpeta Vídeos de nuestro equipo, pudiendo acceder directamente a dicha ruta, enviarlo a YouTube para que se suba a nuestra cuenta o eliminarlo. No hay que buscarle muchas más cosas a esta utilidad porque no las tiene. Si acaso la “molesta” instalación de la versión de prueba de su propio editor de vídeo LoiloScope, aunque siempre podremos desinstalarla de forma independiente preservando el capturador.

Sponsored content