Vamos a empezar fuerte: Scribus es algo así como el InDesign de los pobres (o legales, ya me entienden), más aún cuando a los de Adobe les ha dado por ofrecer sus productos mediante cuotas mensuales, amén del desorbitado precio de QuarkXpress. Para realizar maquetaciones de diversa índole para publicaciones tanto físicas como digitales, Scribus es una gran opción, pues además de ser multiplataforma, es totalmente gratuita.

Al distribuirse bajo licencia GPL, las publicaciones pueden utilizarse en el ámbito comercial sin ningún problema, ofreciendo un entorno de edición que le resultará familiar tanto a los que ya hayan trabajado con los programas antes mencionados como a los novatos. De hecho, la distribución de los menús, tutoriales explicativos y plantillas de ejemplo que se incluyen hacen que la curva de aprendizaje resulte de lo más asequible.

scribus-2

Es capaz de trabajar con gráficos vectoriales SVG y permite la exportación de proyectos a PDF e importación en EPS, SVG Y PSD entre otros , además de estar preparado para servir en proyectos profesionales de impresión al ser compatible con el lenguaje de programación de páginas PostScript de niveles 1, 2 y 3, por lo que resulta totalmente compatible con la mayoría de estándares vigentes en el ámbito de la imprenta digital.

Tampoco hay que pedirle peras al olmo, Scribus peca de simple en algunos aspectos y no dispone de los completos asistentes de los que disponen sus homólogos de pago. Sin ir más lejos, puede resultar algo engorroso trabajar con ajustes de tablas cuando éstas se subdividen y llenamos una página de guías. Aún así, el programa resulta lo suficientemente estable como para permitir diseñar proyectos de envergadura con todo tipo de figuras vectoriales e imágenes rasterizadas integradas.

scribus-3

Su versatilidad dependerá exclusivamente de nuestras propias aspiraciones, pudiendo realizar todo tipo de proyectos, como revistas, panfletos o tarjetas de visita. Además de las plantillas incluidas con el programa, existen páginas como Scribus Stuff que disponen de una gran base de datos con templates de todo tipo que podemos descargar sin coste alguno. También se puede encontrar en la web oficial una completa wiki con toda la información de uso relevante.

Con Scribus podemos montarnos una ‘Adobe Creative Suite’ sucedánea en la que, además de suplir a InDesign, podemos utilizar InkScape por Illustrator o Gimp por Photoshop. ¡En serio!

Sponsored content