Estos días ha circulado en Internet el rumor de que Facebook había sufrido algún tipo de fallo en sus sistemas que estaba provocando la aparición de mensajes privados de los usuarios en su muro, de forma que todos sus contactos podían leer información a la que inicialmente no deberían acceder. Al final todo quedó como un bulo indemostrable, pero una campaña publicitaria que se está realizando en Bélgica pretende concienciarnos sobre lo fácil que resulta recavar información nuestra en la red, pudiéndola usar en nuestra contra. Muchas veces no somos conscientes de la cantidad de datos que se pueden obtener en la red.

“Safe Internet Banking” es una campaña publicitaria que trata de mostrar los peligros a la hora de realizar gestiones a través de bancos online, aunque extiende su mensaje a cualquier tipo de datos que compartimos en la red. El siguiente vídeo muestra cómo las incautas víctimas son invitadas a participar en una sesión de mentalismo en la que supuestamente un vidente les va a leer la mente.

Y efectivamente: Datos personales, mejores amigos, últimas compras realizadas, problemas de salud… el médium es capaz de adivinar todo, aunque al final todo queda como una pantomima. Cuando la víctima le dice el nombre, varias personas entre bambalinas se dedican a chivar al mentalista toda la información que encuentran en la red sobre ellos mientras dura la experiencia. Lo curioso de todo esto es la cara de sorpresa de los participantes a sabiendas de que toda esa información está disponible en Internet, y que en la mayoría de los casos, él mismo ha sido el que se ha encargado de ponerla ahí.

Una navegación responsable y cauta es fundamental para mantener nuestros datos a salvo.  Siempre puede venir bien el uso programas para evitar que terceros puedan obtener nuestros datos de navegación como AntiBrowserSpy y Better Privacity; navegación privada a través de los servicios ofrecidos por los propios navegadores y programas como Unchrome o Hotspot Shield; amén de saber gestionar correctamente las opciones de privacidad de redes como Facebook, Tuenti o Twitter, pero al final, la mejor herramienta para poder evitar este tipo de problemas es usar el sentido común. No hagan de su vida un escaparate virtual y al final todos saldremos ganando.

Sponsored content