Ya hemos explicado varias veces que uno de los mayores problemas en el consumo de batería y datos móviles de nuestro smartphone está en el funcionamiento de servicios en segundo plano que realizan constantes comprobaciones incluso cuando no estamos utilizando el dispositivo. Para solventar este problema, hace ya mucho tiempo que existe Greenify, una herramienta gratuita y abierta capaz de poner a hibernar procesos en segundo plano. Con la llegada de Android Marshmallow vino el servicio Doze integrado en el sistema operativo que ofrece esta misma función, amén de otras apps de terceros que simulan esta característica desviando nuestros datos a través de una VPN. ¿Cuál es la mejor alternativa?

El por qué del consumo de recursos

Imagina que no estamos frente a nuestro dispositivo pero comenzamos a recibir mensajes de WhatsApp de varios grupos al unísono. Las herramientas de mensajería deben estar permanentemente a la escucha para poder recibir datos, por lo que estará todo el rato consumiendo una pequeña fracción de recursos. O si somos usuarios activos de Instagram, nuestra barra de notificaciones estará “calentita” al recibir constantemente menciones al respecto. Ahora suma todas esas apps funcionando al unísono cuando realmente no le prestamos interés al terminal et voilá, un 15% de la batería que desaparecerá como lágrimas en la lluvia.

greenify-vs-doze-4

Eso sí, no hay que confundir la hibernación de servicios con el cierre total de los mismos. Si Android deja aparcadas determinadas aplicaciones para su posterior arranque es precisamente para no tener que volver a cargarlas en memoria y ahorrar unos preciosos recursos, por lo que los típicos “cleaners” pueden hacer que sea peor el remedio que la enfermedad al consumir más datos y batería la reapertura constante de aplicaciones. Lo que hacen servicios como Doze o Greenify es congelarlas, pero no cerrarlas, de forma que al desbloquear nuestro terminal volverán a estar totalmente operaetivas.

Requerimientos

Desde hace unos meses, Greenify ya no requiere de permisos Root para funcionar, por lo que cualquier usuario con Android con Android 4.1 o superior puede utilizar el hibearnador incluso en su modo automático. Para ello tendremos que permitir que la aplicación realice cambios y pueda bloquear automáticamente la pantalla. Su analizador de apps nos dirá qué aplicaciones están ejecutándose en segundo pano, el tiempo que llevan en activo y el espacio que ocupan, así como una lista con aquellos servicios que pueden afectar al rendimiento del terminal en reposo.

greenify-vs-doze-1

El sistema Doze, por su parte, viene incluído por defecto en Android Marshmallow, y podremos ver su configuración por defecto desde Ajustes > Batería > Optimización de batería. Ahí veremos una lista con todos los servicios que actualmente son gestionados de forma automática, pudiendo eliminarlos siqueremos. Este método no resulta tan agresivo como el utilizado por Greenify, por lo que seguiremos recibiendo notificaciones básicas de las apps que utilizamos cuando esté el terminal en reposo.

greenify-vs-doze-2

Si no tenemos Android 6.0 pero quereos utilizar una herramienta similar, podemos recurrir a Doze – For Better Battery Life, una app gratuita cuya principal lacra es la necesidad de activar la transferencia de datos a través de una VPN, por lo que deberíamos tener cuidado de a qué red nos conectamos para preservar las eguridad de nuestros tráfico de datos. Hecho esto, esta app es muy radical en cuanto a su funcionamiento, evitando que ninguna app se conecte a a red mientras la pantalla esté apagada.

greenify-vs-doze-3

¿Cuál es la mejor alternativa?

El principal motivo que nos podría decantarnos por Doze o Greenify es nuestra predisposición a la hora de personalizar la herramienta. Doze no necesita nada para funcionar, siendo poco menos que un gestor de recursos inteligente que funciona sin que sepamos realmente qué se está haciendo. Greenify, por su lado, es mucho más personalizable y requiere de un poco de trabajo de campo para dejar el sitema acorde a nuestras necesidades, amén de permitir bloquear exactamente el servicio que nos incordia. Si no tenemos Android 6 tendremos que conformarnos con Greenify o las apps de terceros que simulan Doze, aunque si no confiamos en el modus operandi de este último caso resuelto, ya que solo nos resta una opción. Esto es como deshojar una margarita.

Sponsored content