Si bien en Uptodown nos enfocamos, sobre todo, a acercarles novedades acerca de programas, hoy queremos hablarles de un tema relativo al hardware, más concretamente, a los famosos cargadores para los teléfonos móviles.

En busca del cargador universal

A todos nos ha pasado que en determinado momento nuestro móvil comienza a quedarse sin batería y debemos recargarlo, pero como no traemos nuestro cargador comenzamos a interrogar a las personas que nos rodean para ver si llevan consigo uno compatible. Los resultados en este tipo de operaciones de recarga de emergencia suelen acabar en fracaso absoluto.

Este tipo de situaciones ha llevado a los principales fabricantes de teléfonos móviles del mundo reunidos en el reciente Congreso Mundial de la Telefonía Móvil a aprobar una declaración en la que se comprometen a producir un cargador universal, un dispositivo que sea compatible con la mayoría de los teléfonos móviles para el año 2014. Entre las compañías que firmaron esta declaración de intenciones están Nokia, Motorola, Samsung, LG, Sony Ericsson y Qualcomm.

Congreso Mundial de la Telefonía Móvil 2012Un anuncio similar se había hecho tres años atrás, en el Congreso Mundial de la Telefonía Móvil celebrado en Barcelona, cuando las principales empresas de telefonía móvil (las mismas) se comprometieron a que, para el año 2012, la mayoría de los teléfonos móviles estarían adaptados para ser compatibles con este cargador universal. Obviamente esta promesa nunca se cumplió.

El problema de la incompatibilidad de los cargadores entre diferente marcas y modelos se ha visto acrecentado en los últimos años por la masificación de los smartphone que consumen mucho más recursos y que requieren ser cargados de forma mucho más frecuente. Quienes hacen un uso intensivo de sus iPhone y Android munchas veces deben cargarlos dos o tres veces en el día.

Además de los problemas prácticos que se podrían solucionar con este importante avance, existen otros factores involucrados en este asunto, entre ellos las 100.000 toneladas de chatarra que se generan cada año debido a los cargadores que son arrojados a la basura porque los usuarios compran un nuevo móvil que requiere de otro cargador.

Este tipo de contaminación no sólo es muy perjudicial por los componentes con los que se fabrican los cargadores, sino que además es estrictamente innecesaria. Está claro que existe un factor económico detrás de todo este problema, las empresas desean venderles a los compradores el teléfono móvil y además su correspondiente cargador, lo cual genera una ganancia extra. Además, cada compañía sigue su propia estrategia para fabricar el cargador que le resulta más económico.

El cargador universalTambién es cierto que los usuarios no son tontos y se dan cuenta de estas prácticas. Así que el camino de salida más razonable, parece ser, que las grandes compañías fabricantes de teléfonos móviles deberán hacer un esfuerzo para llegar a este cargador universal, que implicará muchos costos extra, pero que redundará en beneficios para todos.

Nokia, Samsung y Sony Mobile ya han comenzado a transitar el camino que parece el más cierto para llegar el cargador universal: un cable con una conexión micro-USB que permita conectarlo al teléfono y en el otro extremo del cable un conector USB que permita conectarlo tanto a un cargador como a un PC

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.