HTC  fue, junto a Samsung, una de las primeras compañías en triunfar en el mundo de los smartphones. Gracias al atractivo sistema operativo de Google, la empresa taiwanesa experimentó un auge espectacular en la venta de móviles.

En EE.UU. obtuvo un gran éxito, donde fue el primer fabricante en ventas durante más de un año. Pero a finales de 2011, HTC, vio como la empresa surcoreana conseguía arrebatarle gran parte de la cuota de mercado.

Los analistas intentan hallar las razones de este declive en ventas, uno de los principales motivos puede ser el diseño. Los usuarios de telefonía cada vez son más exigente a la hora de elegir un terminal, la competencia es brutal, las compañías compiten por ofrecer un producto atractivo, económico y utilitario, y éstas, se deben adaptar tan rápido como se desarrolla la tecnología móvil.

Publicidad

El hasta ahora jefe de financiero de HTC, Winston Yung,  llegó a reconocerlo como “un descuido en el diseño”. La empresa ha creído que la clave del éxito estaba más en el contenido que en la forma, es decir, los usuarios necesitan un terminal que saque el máximo rendimiento al sistema operativo de moda, Android.

Cuando los fabricantes dieron el salto a los móviles inteligentes, Nokia quedó en un segundo plano, sin un sistema que despertará el interés de los consumidores. Ahora, es HTC, la que ha descuidado la parte física, que es tan importante como la otra, para mantener los buenos resultados.

Por ese motivo, la compañía podría estar estudiando reforzar la parte del diseño de cara a sus próximos lanzamientos y ofrecer productos más actractivos para los clientes potenciales.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.